martes 2/3/21
CASO PÚNICA

La trama Púnica iba a sacar unos beneficios de 24.428 euros al mes en San Isidro

La estación exigía una inversión de 171.000 euros en varios trabajos y que la temporada se abriera el 20 de septiembre
Pasaje de los informes de la UCO en los que se detallan las conversaciones entre los imputados
Pasaje de los informes de la UCO en los que se detallan las conversaciones entre los imputados

Eduardo Ruiz Valenzuela, director general de Evolución Viajes y tercer imputado en la trama leonesa de la Operación Púnica, informó a Alejandro de Pedro Llorca, el conseguidor que presuntamente operaba con el también imputado Marcos Martínez Barazón, que los beneficios que podía dejar la actuación en la estación invernal de San Isidro se elevaban a 24.428 euros mensuales.

El dato se conoció en una conversación interceptada el 15 de septiembre por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, apenas un mes antes de la detención de los tres imputados. A las 13,52 horas De Pedro llamó a Eduardo y le leyó un documento: «Por si hay que cambiar algo de la estación de esquí de San Isidro». Ruiz Valenzuela ennumeró los trabajos que se iban a incluir en el presupuesto «y le habla de lo más urgente, que abarca toda la temporada de esquí que debería de iniciarse el 20 de septiembre», explica el informe de la Guardia Civil.

La documentación revela revela que Alejandro le preguntó por los meses de trabajo. Eduardo contestó «Asume todos los gastos y queda un buen margen de beneficio. Al mes sale 24.248 euros». No obstante, Ruiz Valenzuela aseguró en esa conversación que se trataba de un mero borrador y que le podía sugerir todos los cambios que estimara oportunos, siempre según el informe de las transcripciones telefónicas que obra en poder de los agentes. Pocos minutos después, a las 14.42 horas, De Pedro recibió una llamada del ex presidente de la Diputación. «Le dice que estuvo con Zaplana, que cuando pueda Marcos se lo dice y Zaplana queda con Marcos para verse, que se ajustará a sus necesidades de tiempo. Que Marcos no se acuerda lo que habló con Zaplana. Que en su día se lo comentó Alejandro a Zaplana porque tiene una cosa que no se especifica en la lamada. Alejandro habla del tema de la nieve y que ha preparado un documento con las necesidades, que este asunto lo ha hablado con Eduardo (Ruiz Valenzuela) y que o empiezan ya que no llegan a tiempo para realizar las cosas. Que Alejandro le va a pasar ahora la información».

Barazón preguntó en la conversación grabada aquel día «qué es lo que se tiene que hacer, si tiene una valoración económica y Alejandro le confirma que lo tiene y que se la mandará. Que Marcos lo necesita urgentísimamente porque en estos momentos están haciendo un documento de expediente de modificación de crédito y debe saber si lo mete o no lo mete. Alejandro le dice que en poco tiempo se lo manda, en un par de horas».

No ocultó De Pedro Llorca en este pasaje su interés primordial: la gestión de las cafeterías de la estación de San Isidro. «Marcos dice que cree que está sacada la licitación, pero que las actividades no». El ex presidente sugirió en el cierre de la conversación que la siguiente llamada la realizase desde un teléfono fijo.

Desde un teléfono fijo

A las 16,20 horas del mismo día de los pasajes anteriores, el 15 de septiembre, se produjo una nueva comunicación entre el conseguidor y el ex presidente. «Te llamo desde un fijo», advirtió de salida Barazón. De Pedro Llorca responde: «Tengo algo y te lo voy a mandar por mail». El anterior presidente de la Diputación replica: «Lo que puedo hacer es de cara a esta temporada, los planteamientos de futuro tienen que ser a posteriori. En la época del año en la que estamos, con las elecciones y con el presupuesto, no se puede hacer otra cosa».

De Pedro decidió entonces variar sobre la marcha su estrategia. Propuso firmar entonces hasta diciembre «y el resto ya se hará. Hazlo como tengas que hacerlo. Lo importante es tener claro a ver si nos da tiempo a lo del restaurante (en referencia a las cafeterías) porque con el margen que vamos a sacar por ello, se puede reducir de la otra parte».

La trama Púnica iba a sacar unos beneficios de 24.428 euros al mes en San Isidro