lunes 24/1/22

El tramo de 200 metros que genera la discordia porque sirve de entrada y salida al nuevo puente de San Juan de Dios desde San Andrés del Rabanedo y posee un mal firme, es estrecho y carece de aceras o una solución para los peatones es propiedad «de la Junta», según los técnicos municipales y numerosas consultas para aclarar si el vial de Jesús Nazareno era autonómico, provincial o del Ayuntamiento. Esos dos carriles se corresponden con la antigua carretera León-Carrizo, que quedaron relegados cuando se construyó el paso elevado de Azorín. En realidad la calle Jesús Nazareno dibuja una «U» de 454 metros partida por la nueva rotonda a la salida del puente. Los vehículos solo usarán una de las patas de la calle, la que parte desde la glorieta hacia el Ayuntamiento y pasa sobre la Presa del Bernesga. El Ayuntamiento pedirá, por ello, ayuda a la Junta para su mejora y ampliación a cuatro carriles. San Andrés ya logró apoyo económico de la Comunidad para pasar de dos a cuatro carriles en el puente, aunque están sin ejecutar.

El tramo de la discordia es «de la Junta», según los técnicos municipales