martes 31.03.2020

El tramo de Santas Martas a Villanubla no está ni redactado

Fomento tiene por delante impulsar los 89 kilómetros que restan.
El tramo de Santas Martas a Villanubla no está ni redactado

álvaro caballero | león

No es un paseo lo que queda. Al Ministerio de Fomento se le apuntan en el debe de la autovía León-Valladolid 89 kilómetros pendientes de ejecución. Desde Santas Martas hacia el sur, hasta encontrar la carretera dos carriles en cada dirección que mueren en las inmediaciones del aeropuerto castellano de Villanubla, la autovía es un decorado de prados y secarrales que no encuentran otra línea de sombra que la que da la vieja carretera nacional, jalonada de cruces levantadas en cada accidente mortal de tráfico. La suma de espacio traducida a euros, según las últimas estimaciones de los técnicos del Gobierno, supera los 365,4 millones de euros. Pero, por el momento, ni siquiera hay avances en los despachos.

Ábalos hereda un proyecto en el que Íñigo de la Serna apostó por despedazar el tramo de Santas Martas a Villanubla en seis lotes, repartidos de acuerdo a las principales poblaciones que se encuentran en el camino. La idea hizo que el entonces ministro de Fomento llegara a licitar incluso la redacción del proyecto de dos de ellos, ambos en territorio vallisoletano: Villanubla-La Mudarra, con 11 kilómetros y una factura de 66,5 millones de euros, de los cuales 1,59 se apuntan con cargo a la empresa que defina técnicamente el proyecto; y La Mudarra-Medina de Rioseco, en el que está previsto que se inviertan 56,87 kilómetros para cubrir los 16 kilómetros que separan a las dos poblaciones. Pese al empeño, no ha pasado de ahí y ni siquiera se han llegado a adjudicar los contratos que permitirían vislumbrar un horizonte de desarrollo

Peor suerte tienen los otros cuatro subtramos, que se dividen entre Medina de Rioseco, Mayorga, Matallana de Valmadrigal y Santas Martas. No hay ni siquiera licitación de la redacción del proyecto de ninguno de ellos. Los dos últimos tocan territorio de León, donde restan por construir cerca de 26 kilómetro de recorrido de la autovía concebida hace ahora veintiún años y medio. El horizonte para su consecución no hay quien se atreva a aventurarlo en estos momentos. Los precedentes no dan mucho chance.

El tramo de Santas Martas a Villanubla no está ni redactado