viernes 30/10/20

Trece colectivos se unen para llevar el derecho al aborto a calles y colegios

Una concentración en la Catedral y una marcha ciclista el viernes, primeras actividades.
Las mujeres portavoces de la plataforma, ayer en la rueda de prensa que tuvo lugar en la asociación Adavas.

«No existe una razón que justifique el grave retroceso en la Ley del Aborto que se está planteando el Gobierno». Las portavoces de la Plataforma por el Derecho al Aborto, de la que forman parte trece colectivos de León, anunciaron ayer la convocatoria de una concentración y una performance, así como una marcha ciclista, el próximo viernes. Serán las primeras actividades que llevarán a cabo para reivindicar el derecho al aborto y pronunciarse en contra del cambio legislativo que anuncia el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, que retrotraería la ley a la aprobada hace treinta años.

El objetivo anunciado por el Gobierno es eliminar el sistema de plazos, que permite el aborto libre hasta la semana 13 de gestación, para volver a los tres supuestos de la normativa de 1985.

La plataforma, de la que forman parte Adavas, PSOE provincia, PSOE municipal, Asociación Flora Tristán, Prometeo, Plataforma Ciudadana de Astorga por la Igualdad y Contra la Violencia, Asociación Mujer y Revolución, Asociación Simone de Beauvoir, CC.OO., UGT, Stele, IU y Aispaz, se lanzarán a las calles para movilizar a la ciudadanía con la entrega de dípticos informativos coincidiendo con la celebración del Día de Acción Global por el Acceso al Aborto Legal y Seguro, que se celebra el 28 de septiembre. También han enviado documentación a los colegios de León para ofrecer la colaboración de las asociaciones para el cumplimiento de las leyes de igualdad.

«Aunque la reforma que se anuncia no se conoce en detalle supone dejar en manos de una tercera persona la decisión del aborto, como si las mujeres no tuvieran capacidad para decidir», aseguran, «las mujeres que quieran abortar tendrán que salir de España, si tienen recursos económicos, o arriesgar su salud en clínicas clandestinas».

Los integrantes de la plataforma critican que Gallardón se plantee sacar de la ley el supuesto de malformación fetal. «Estas mujeres necesitarían ayudas y prestaciones, que no podrán tener porque se ha acabado con la Ley de Dependencia».

La plataforma nace para luchar porque el cambio legislativo no se produzca aunque reconocen que la actual ley «también tiene sus imperfecciones». Critican la objeción de conciencia de los médicos de la sanidad pública en León que obliga a las mujeres a desplazarse a una clínica a Salamanca, con la que Sacyl tiene convenio.

Trece colectivos se unen para llevar el derecho al aborto a calles y colegios