martes 22/9/20
LA MARCHA DE LA ALTA VELOCIDAD

Un tren Avant prueba mañana por primera vez el nuevo sistema de seguridad del AVE en León

Entre las diez de la noche y las seis de la madrugada, un equipo de veinte personas a bordo de un ‘114’ revisará el ERTMS
Un tren Avant prueba mañana por primera  vez el nuevo sistema de seguridad del AVE en León

m. romero | león

Un tren Avant realizará mañana por primera vez el trayecto entre Valladolid y León alcanzando la velocidad máxima de 350 kilómetros por hora y activando a su paso el sofisticado sistema de seguridad con el que contará el AVE en un plazo máximo de medio año, el denominado ERTMS como acrónimo de la expresión inglesa European Railway Traffic Management System o Sistema Europeo de Gestión del Tráfico Ferroviario. Las pruebas se realizarán entre las diez de la noche y las seis de la mañana, único tramo horario en el que las vías están totalmente libres para permitir el paso del tren en pruebas.

A bordo del tren, un equipo integrado por una veintena de personas revisará cada señal, cada error que afecte a la seguridad ferroviaria de alta velocidad entre Valladolid y León. Y lo harán sucesivamete durante los siguientes fines de semana hasta que el sistema ERTMS, ya activado, pueda relevar al actual, más antiguo y denostado por ser el que tenía la línea de Santiago de Compostela durante el descarrilamiento del AVE en la curva de Angrois, el conocido Asfa 200, y que tan sólo permite circular a 200 kilómetros por hora, por lo que la puesta en marcha del nuevo sistema permitirá viajar a Madrid en 1 hora y 45 minutos.

Alstom, en consorcio con Bombardier e Indra, se adjudicó el contrato de la instalación y posterior mantenimiento del sistema ERTMS entre Valladolid, Palencia, Burgos y León por 410 millones de euros.

Según fuentes consultadas, las primeras pruebas de certificación del ERTMS se harán en su nivel 2, el sistema más avanzado de seguridad ferroviaria puesto que permite conocer en tiempo real los datos de las coordenadas de otros trenes (velocidad, posición y aceleración, entre otros) gracias a la utilización de dispositivos de comunicación móvil GSM-R, por lo que permite una supervisión continua del movimiento y velocidad del tren.

La de León es la segunda línea de España con esta tecnología instalada, después de la inaugurada entre Albacete y Alicante. Con ella, los datos son enviados desde el puesto de mando de Chamartín vía radio, así que cualquier cambio que se produzca en la vía el tren lo recibe inmediatamente sin tener que esperar a pasar sobre una baliza, como ocurre ahora.

Un tren Avant prueba mañana por primera vez el nuevo sistema de seguridad del AVE en León