jueves 19/5/22

Si la alta velocidad por Zamora crea estrés y ansiedad en la actividad de la vía León-Ponferrada-Monforte-Vigo-Coruña, no fue menor tampoco el golpe que sufrió el tránsito cuando el Gobierno decidió liquidar los trenes nocturnos.

Todas las reivindicaciones en torno a este servicio entre Galicia y Barcelona, que permitía al pasajero leonés llegar a la ciudad Condal a primera hora de la mañana, todas las que se invirtieron en favor del regreso de la combinación nocturna con Madrid, han resultado voces en el desierto; da igual que las formularan colectivos de usuarios, agentes sociales, partidos políticos. Recuperar e tren nocturno no está en la agenda de la dirección actual de Renfe. Lo explica así Isaías Táboas, en la misma intervención que concedió al periódico orensano. «El producto del trenhotel era el que presentaba unos márgenes de rentabilidad más negativos en los últimos años; por ejemplo, el trenhotel Galicia-Barcelona perdió 17 millones de euros en 2019», aclaró Táboas sobre los servicos comerciales del trenhotel de Renfe y una gestión que debe atender a «estrictos criterios de rentabilidad comercial» en el contexto ferroviario actual.

La tendencia de recuperar estas frecuencias nocturnas se toma como modelo estratégico en varios países europeas para marcar la política ferroviaria a corto y medio plazo. No parece que la táctica vaya a contagiar a la red española convencional. «La extensión de las líneas AVE en España hace que tengamos unos tiempos de viaje más cortos; hay que estudiar a fondo ese productos antes de recuperarlo tal como era», concluye Isaías Táboas.

El trenhotel dejó pérdidas de 17 millones el último año en servicio
Comentarios