miércoles. 07.12.2022
                      Responsables de Tresca y de instituciones académicas y tecnológicas implicadas en el proyecto. DL
Responsables de Tresca y de instituciones académicas y tecnológicas implicadas en el proyecto. DL

Tresca Ingeniería acogió ayer la reunión que cierra el proyecto «Inspector» que, durante cuatro años, ha estado desarrollando un consorcio de 13 empresas con el apoyo del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).

Tras la reunión, los asistentes han podido comprobar el funcionamiento del robot diseñado por Tresca Ingeniería para optimizar la inspección y el mantenimiento en instalaciones en las que el acceso de los operarios sea particularmente difícil o, incluso, pueda llegar a poner en peligro su seguridad.

Se trata de un vehículo no tripulado autónomo terrestre, diseñado para operar en condiciones hostiles. Es capaz, además, de realizar una cartografía 3D de forma autónoma gracias a sus sensores. Tanto el software como el hardware han sido desarrollados por Tresca Ingeniería en el marco del programa «Inspector» para promover mejoras de funcionalidad y gestión de sistemas desatendidos en grandes complejos industriales y en el que participan distintas compañías, cada una con una propuesta de mejora diferente.

Además de su capacidad para llegar a lugares poco accesibles, la segunda ventaja de este vehículo no tripulado es que puede ser programado para captar datos de forma autónoma. Así, el sistema es capaz de recibir instrucciones de toma de datos desde cualquier dispositivo y realizar las mediciones de forma periódica o a petición del usuario. Finalizadas las mediciones, el robot vuelve a la base para cargarse y enviar los datos recogidos, datos que son utilizados para que los softwares desarrollados en el ámbito del proyecto puedan generar los diferentes modelos 3D que serán, en última instancia, analizados por los técnicos responsables.

Según ha explicado Raúl Rodríguez, director Comercial de Tresca Ingeniería y responsable del proyecto, «la gran ventaja de este prototipo es su usabilidad, tanto por el hecho de garantizar la seguridad de todo el personal como por su autonomía». Para la compañía leonesa, este proyecto significa una «gran oportunidad de desarrollo que implica la aplicación de tecnología punta en un momento en el que, además, la industria está realizando importantes modificaciones motivadas por los procesos de descarbonización, en su afán de incorporar nuevas fuentes de energía como el hidrógeno renovable. Aquí la experiencia de Tresca Ingeniería y la aportación de tecnología de última generación se ha puesto al servicio de la industria». El hidrógeno se convierte en el gran aliado de la industria en este proceso. En este sentido, desde Tresca Ingeniería se ha enfatizado que el próximo lunes comienza el plazo para la presentación de solicitudes relacionadas con los proyectos H2 Pioneros.

colaboración

El robot terrestre diseñado por Tresca Ingeniería ha sido desarrollado en colaboración con la Escuela Politécnica Superior que la Universidad de Salamanca tiene en su campus de Ávila.

Este robot es un ejemplo más de cómo Tresca se ha volcado en hacer de este un mundo mejor. De hecho, se ha convertido en líder de la transición energética en la industria al participar en más de 50 proyectos de hidrógeno verde en toda España. En este apartado, la compañía leonesa considera que nos encontramos en un momento crucial para conseguir este paso hacia las energías renovables

planes de descarbonización

Así, han significado que el Gobierno de España acaba de publicar diversos planes de impulso de la descarbonización y reducción de la huella de carbono en la industria española. Estos programas posibilitarán cambiar el panorama energético actual. A partir del próximo 7 de marzo, por ejemplo, se pueden ya presentar las solicitudes para acceder al Programa H2 Pioneros cuyo objetivo es impulsar el despliegue de aplicaciones comerciales de proyectos integrales que incluyen producción, distribución y consumo de hidrógeno renovable en una misma ubicación territorial. Las actuaciones subvencionables se dividen en las siguientes secciones: Instalación de producción y distribución de H2 renovable; usos industriales; usos en movilidad pesada; aplicaciones estacionarias innovadoras.

Aspectos todos ellos en los que Tresca Ingeniería cuenta con solvencia técnica y acreditada experiencia para ayudar a los proyectos industriales que requieran reducir su impacto medioambiental a través de la descarbonización.

Tresca Ingeniería es una compañía leonesa que ofrece servicios de primer nivel en los ámbitos de la consultoría e ingeniería industrial. Con una trayectoria consolidada de 20 años, Tresca Ingeniería ha trabajado hasta en 30 países de todo el mundo en sectores industriales clave y se ha convertido en una empresa referente en lo que a aplicaciones industriales y movilidad del hidrógeno verde se refiere y, por consiguiente, en abanderados de este recurso para conseguir la neutralidad climática.

Tresca Ingeniería presenta un robot para asegurar industrias críticas
Comentarios