martes 19.11.2019

Triana: «Me parece increíble, increíble»

Había terminado ya la vista oral y la sala estaba cerrada a los ojos de los espectadores cuando los agentes de la Policía Nacional invitaron a las condenadas y a sus letrados a abandonar la sala.

Fue el momento en el que Triana Martínez exteriorizó sus sensaciones y comenzó a negar con la cabeza: «Me parece increíble, esto es increíble, es que no me lo puedo creer».

Unos pasos más atrás de su hija, Montserrat asistía a la escena de lágrimas de los familiares de Gago y contemplaba cómo su hija salía del edificio cariacontecida.

Metros más abajo, la escena se repitió en sentido similar. Carlos Gago, el hermano de Raquel, se llevaba las manos a la cabeza y musitaba palabras en bajo mientras el resto de los familiares que habían acudido a conocer el veredicto, contemplaban con estupefacción lo que acababa de ocurrir unos instantes antes. Especialmente afectado estaba el tío de la imputada, que ha asistido todos estos días a la vista oral sin fallar una ocasión en la sala. El novio de Raquel no asistió al mal trago.

Triana: «Me parece increíble, increíble»