lunes 28/9/20
Infraestructuras

El Tribunal de Cuentas revela defectos en los once contratos que retrasaron el AVE

El informe fiscal descubre que la ejecución de obra apenas superó el 50% de lo previsto en la Variante entre 2014 y 2017
El Tribunal de Cuentas revela defectos en los once contratos que retrasaron el AVE

Un informa del Tribunal de Cuentas deja a la luz los errores por descoordinación o falta de provisión presupuestaria que afectaron a once contratos de ejecución de la obra de la Alta Velocidad ferroviaria de León; tres de ellos en la vía entre Venta de Baños (Palencia) y la capital leonesa; y ocho, situados en el tramo que comprende la Variante de Pajares, desde La Robla a Pola de Lena, donde se concreta la obra de los túneles. La fiscalización del Tribunal de Cuentas se refiere a esta decena larga de actuaciones que, en algún momento, en el periodo entre 2014 y 2017 sufrieron retrasos, paralizaciones o atascos administrativos u de otro calado, que imposibilitaron su desarrollo.

El análisis del Tribunal de Cuentas amplía el relato interventor sobre las concesiones de obra realizadas por Adif en torno al plan de avance de la alta velocidad en España, que se resolvieron con la suspensión de las adjudicaciones, según los términos establecidos; siete de esos contratos se localizan en el paréntesis de la Variante de Pajares y tres, en el tramo que, desde Venta de Baños, acercó el AVE a la capital leonesa. En términos porcentuales, suponen casi un treinta por ciento de todas las actuaciones que se preveían poner en marcha o llevar a cabo en el despliegue de las vías de alta velocidad que conectan León con Madrid y las que deben de enlazar en AVE a León y Asturias.

El ciclo de tiempo escudriñado por los técnicos del Tribunal de Cuentas se localiza durante tres anualidades presupuestarias en las que estuvo al frente del Ministerio de Fomento Ana Pastor, época en la que Gonzalo Ferre era presidente de Adif.

La fiscalización del trienio aclara parte de las causas del desfase de plazos con l¡a alta velocidad

Todas las suspensiones y retrasos localizados por el análisis del Tribunal de Cuentas motivaron que el nivel de ejecución de presupuesto de los contratos del tren durante el periodo objeto del estudio se redujeran de forma significativa en términos porcentuales. Así, la traza hasta León tenía asignados 655 millones de euros entre los años 2014 y 2017, de los que ejecutó el 48% (319 millones de euros). Tan grueso resultó el atasco en la Variante de Pajares, que pudo recibir en ese plazo no más de 493 millones de euros sobre los 883,9 de obra adjudicada, lo que supone un porcentaje del 55% de desajuste. El estudio asiste, además, a una versión del agravio contra la que protesta el noroeste. En el plazo analizado, la línea Madrid-Levante registró una inversión de 318 millones de euros; 279% más de los 113 previstos.

Cuentas ratifica en el informe parte de las causas por las que el despliegue del AVE al norte de León está aún pendiente de conclusión, después de quince años en obras; que los retrasos se localizan en ese periodo trianual, que comenzó a desatascar la gestión de Íñigo de la Serna, al frente del Ministerio de Fomento. En las alegaciones presentadas al informe, su predecesora en el cargo, Ana Pastor, subrayó que, antes de su nombramiento, Fomento suscribió un acuerdo de no disponibilidad presupuestaria que obligó a rescindir contratos y obligó a reprogramar obras. La historia del AVE a León se lee entre números.

El Tribunal de Cuentas revela defectos en los once contratos que retrasaron el AVE