sábado 27/2/21
Tribunales

El TSJ anula la venta de los terrenos para la biomasa

Estima el recurso contra la decisión de la junta vecinal de Navatejera

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, con sede en Valladolid, revocó la sentencia inicial dictada en León y anuló la venta de dos parcelas que la junta vecinal de Navatejera quería dedicar a la planta de biomasa.

El TSJ se basa en que «existían relevantes discordancias en las parcelas vendidas» y aprecia que el precio de las mismas podía estar fijado erróneamente, según consta en el fallo, que hizo público ayer el despacho Cordal Abogados.

La resolución declara textualmente que el convenio firmado en su día con Somacyl y el Ayuntamiento de Villaquilambre «no puede en modo alguno suponer una suerte de carta blanca para que la junta vecinal enajene su patrimonio sin sujeción a la legalidad vigente», según comunicaron los abogados. La resolución no es firme por cuanto puede ser recurrida en casación ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo o ante la sección de casación del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. La sentencia destaca, según los recurrentes, la vecindad de estas parcelas con el Seminario de León, la existencia de viviendas a cien metros, una parada de autobús a trescientos metros y una carretera nacional a seiscientos.

Más camino
La decisión todavía se puede recurrir en casación ante el Tribunal Supremo

La Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente (Somacyl) había anunciado en octubre del año pasado «de imposible cumplimiento» su «total renuncia» a la tramitación de la planta de biomasa, porque esa manifestación unilateral «podría significar cerrar la puerta a recuperar los gastos» que realizó. Con esa justificación, la entidad incoó el pasado mes de septiembre una reclamación de responsabilidad patrimonial al Ayuntamiento de Villaquilambre por importe de casi medio millón de euros para lograr que le reintegren los costes del proyecto de la central térmica, de la línea de alta tensión, el centro de transformación, la ingeniería ambiental, las canalizaciones de la red de calor y los impuestos municipales. Los 50.000 euros del terreno no los reclamaba, según explicaron los letrados en el mismo comunicado.

Sentencia previa

De forma previa, en junio del año pasado, Contencioso-Admiistrativo 1 de León había fallado a favor de la junta vecinal de Navatejera, por entender que la enajenación de las parcelas se ajustaba a derecho. El acuerdo de la junta vecinal de Navatejera de 7 de septiembre de 2017 aprobó definitivamente la enajenación de dos parcelas de su propiedad a Somacyl para instalar una central térmica de biomasa y red de calor.

Ahora el órgano superior estima el recurso interpuesto por la Asociación de Afectados por la Ubicación de la Incineradora de Biomasa de Navatejera (Afubiona) y deja la decisión final en manos de las instancias superiores.

El TSJ anula la venta de los terrenos para la biomasa