viernes. 12.08.2022

La UCI retoma el programa Zero que minimizó un 70% los virus y bacterias

La lucha contra los gérmenes que causan infecciones salva vidas y ahorra costes de hospitalización
undefined
Los programas Zero fomentan acciones de mejora y rutinas en la UCI para minimizar infecciones. DL

Para un enfermo, entrar en una unidad de cuidados intensivos le puede salvar la vida, pero arrastra el plus de coger una infección. Virus y bacterias son los enemigos invisibles de estos habitáculos hospitalarios que suelen atacar a un considerable porcentaje de sus usuarios causándoles numerosas complicaciones, alteraciones intestinales, de orina o neumonías.

Por eso la Gerencia Regional de Salud relanza los programas Zero para reducir las infecciones prevalentes en las ucis, ya que con el zarandeo covid habían visto menoscabados los buenos resultados que lograron antes de la pandemia, cuando alcanzaron rebajas de hasta un 70% en la tasa de incidencia. En concreto, con la implantación en el Complejo Asistencial Universitario de León (Caule) de Bacteriemia Zero, Neumonía Zero, Resistencia Zero e Infección de Origen Zero se había mermado un 50% la incidencia de enfermedades bacterianas asociadas a catéter venoso central, y un 70% las neumonías por la ventilación mecánica en la UCI.

El plan de acción de Sacyl potencia ahora de nuevo esas prácticas en los hospitales para minimizar las infecciones bacterianas y víricas en las ucis, con idea de impulsarse también en otras unidades con pacientes potencialmente críticos como las áreas de reanimación de cuidados postquirúrgicos, las unidades coronarias, de pacientes inmunodeprimidos, oncológicos y hematológicos, según precisa Sanidad.

Desde el Hospital de León reconocen que los profesionales de cuidados intensivos y los de quirófano tienen impregnada la cultura de la seguridad y son «muy conscientes» de la importancia de seguir estos protocolos, que tan buenos resultados aportan. También admiten que el covid supuso un punto de inflexión, pero que la lucha contra los gérmenes constituye una prioridad y, sobre todo, el frenar la diseminación de bacterias multirresistentes.

El problema se extiende a los quirófanos y, según se ha contrastado, las intervenciones con más riesgo de infección son las colorectales, que logran la recompensa de una tasa más baja de mortandad, frente a las operaciones que mejor sortean los virus y bacterias, las cardiovasculares, que alcanzan una mayor peligrosidad. Las infecciones quirúrgicas son inevitables porque al abrir una víscera hay gérmenes moviéndose en el aire, además de los endógenos del paciente, pero se pueden seguir medidas que reduzcan las infecciones a la mínima expresión. Las patologías que se defienden peor de una infección, en el quirófano, son las del aparato digestivo, en especial, las colo-rectales, por ser una zona poblada de gérmenes, y que pueden llegar a una mortalidad de hasta un 3%. Las cifras se invierten en operaciones cardiovasculares. Al ser el corazón una víscera «limpia», el riesgo de infección es bajo, entre un 1 y un 3%. Pero cuando el germen le atrapa, la mortalidad se dispara hasta un 30%.

Hay otros factores atractivos para las bacterias: la obesidad «porque la grasa tiene muy poca capacidad de luchar contra la infección»; la diabetes; un sistema inmunológico débil o previamente deprimido por los médicos para un trasplante; desnutrición; operaciones de larga duración, o en las que se destruye mucho tejido. Una buena gestión antiinfecciones también afecta a los recursos del Hospital porque prolonga las estancias y la ocupación de camas con un coste extra de 3.000 euros diez días más. El relanzado plan Zero incluye el impulso de la higiene de manos, con tres grados de compromiso (inicial, avanzado y excelente) y la difusión de información a través de varios canales. También se exige que los enfermeros que trabajen en las unidades de críticos cuenten con experiencia; marca el fomento de acciones de mejora continua y rutinas, y el incremento de reuniones de seguimiento.

La UCI retoma el programa Zero que minimizó un 70% los virus y bacterias
Comentarios