viernes. 03.02.2023
El secretario general del sindicato en Villablino afirma que se trata de «una rebelión en toda regla»

UGT de Laciana rompe con su dirección y no apoyará la huelga contra Victorino

«Somos solidarios, pero no estamos de acuerdo con el planteamiento que hay», dice Álvarez
Manuel López y Juan Carlos Álvarez, en el centro, son los protagonistas del desencuentro
La sección de FIA-UGT del valle leonés de Laciana, donde se encuentran las explotaciones de la Minero Siderúrgica de Ponferrada (MSP), ha decidido romper con la dirección de su sindicato y oponerse a la realización de las 48 horas de huelga en las minas de carbón del industrial Victorino Alonso, a raíz del despido de sindicalistas de la empresa Uminsa en Palencia. FIA-UGT tiene mayoría sindical en Villablino y en la propia MSP, y según el secretario general de la formación en Laciana, Juan Carlos Álvarez, la decisión puede interpretarse como «una rebelión en toda regla». La decisión de no apoyar las dos jornadas de huelga de la próxima semana en Uminsa no afectará no obstante a la jornada del paro general del día 28. Solidaridad bien entendida «Somos solidarios, pero estamos en desacuerdo con el planteamiento que se ha hecho, que nosotros dentro de nuestra propia organización habíamos llegado a un acuerdo que no pudo refrendarse con Comisiones Obreras, pero no estamos de acuerdo con el tratamiento que se está dando y por tanto no acudiremos a la convocatoria de paro del día 21 y 22, y la única explicación que estoy dispuesto a dar es que no estamos de acuerdo con el cuño ese de Grupo Victorino Alonso», dijo Juan Carlos Álvarez. El mismo sindicalista destacó que ellos son mineros, y como tales tienen el mismo nexo de unión con cualquier otro minero de empresas como Hijos de Baldomero García, Coto Cortés, de Cangas de Narcea, de Hunosa, «pero no nos creemos muy identificados bajo ese cuño de los de Victorino Alonso y cada empresa tiene su funcionamiento, su convenio y a partir estamos a total disposición para que cuando se solucione este conflicto, y los compañeros vuelvan a trabajar, daremos todas las explicaciones oportunas del por qué esta revelión que algunos pueden entender», declaró Alvarez. Mientras se produce esta divergencia sindical, CC OO. y UGT esperan que la mediación del viceconsejero de Empleo de la Junta, Raimundo Torío, haya dado resultado. Hoy se baraja la posibilidad de que el 20, antes de las dos jornadas de huelga, se produzca otro encuentro negociador entre sindicatos, empresa y Administración para tratar de encontrar una solución al conflicto de Uminsa. La reunión podría ser en Valladolid, en la Junta.

UGT de Laciana rompe con su dirección y no apoyará la huelga contra Victorino