jueves. 30.06.2022
                      Esther Seijas, Agustín S. de Vega, Salvador Tarodo y Valle Ares. MIGUEL
Esther Seijas, Agustín S. de Vega, Salvador Tarodo y Valle Ares. MIGUEL

El presidente del Consejo Consultivo de Castilla y León, Agustín Sánchez de Vega y el decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de León, Salvador Tarodo, mantuvieron en la mañana de ayer un encuentro en el Campus de Vegazana previo a la firma del convenio que el Consultivo rubricó con el rector de la Universidad de León, Juan Francisco García Marín, para el asesoramiento en materia jurídica de cara a sus dictámenes.

En el acto matinal estuvieron también presentes Esther Seijas, catedrática de Derecho Constitucional y Valle Ares, consejera del Consultivo.«Venimos a firmar dos documentos importantes para nosotros, un acuerdo marco general de colaboración y un convenio específico para que los profesionales nos ayuden en los dictámenes de carácter sanitario», explicó el presidente.

«El Consejo Consultivo es un órgano jurídico principalmente y nos gustaría tener una relación fluida con la facultad para cursos de formación», explicó De Vega. «Buscamos suscribir convenios para la organización de cursos porque nuestros dictámenes tienen contenido jurídico que es muy interesante para los estudiantes y queremos compartir experiencias. Es bueno compartir la transferencia del conocimiento entre las instituciones. El futuro es el intercambio del conocimiento desde todos los puntos de vista», dijo el presidente.

Tarodo trata de que con este convenio «las cosas no se queden solo en papel y, que tengan un impulso. Queremos organizar jornadas para nuestros profesores y también para nuestros investigadores, que tendrán así un impulso y por supuesto para los estudiantes. Así conocerán mejor cuáles son las tareas y las funciones del Consejo Consultivo», explicó en declaraciones a este periódico antes de que se iniciara la primera de las reuniones programadas.

ACUERDO MARCO

El acuerdo marco entre la Universidad de León, el Consejo Consultivo y el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de Castilla y León va a permitir potenciar la participación del personal docente e investigador y del alumnado de la ULE en acciones de formación del Consejo y del personal de éste en actividades académicas.

Asimismo, posibilita la organización conjunta de actividades formativas, la realización de prácticas de grado y posgrado en la institución y la constitución de becas de formación, estudio e investigación en materias relacionadas con las competencias del Consejo y del Tribunal.

El Acuerdo Marco recoge la participación del personal del Consejo y del Tribunal en proyectos de investigación de la ULE y su promoción y especialización en estudios de master y doctorado.

El texto señala que, de acuerdo con la Agenda 2030, las instituciones firmantes comparten la convicción acerca de la importancia de la creación de alianzas entre instituciones para la generación y transferencia de conocimiento, contexto en el cual el órgano consultivo puede desarrollar un papel determinante en el fortalecimiento del vínculo entre teoría y práctica ofreciendo una mejora de la calidad de la formación, una mejora de las prácticas educativas y un mejor servicio a la sociedad.

S. de Vega y García Marín también han firmado un convenio específico de colaboración a través del cual el profesorado de las áreas científicas médicas de la ULE participará en las cuestiones técnicas relativas a reclamaciones de responsabilidad patrimonial sanitaria, sometidas a consulta preceptiva del Consejo Consultivo, mediante la emisión de informes especializados.

La ULE asesorará al Consultivo en la elaboración de dictámenes sanitarios