martes 15/6/21
Rojo sobre blanco

La UME se encomienda a San Isidro para poner a prueba sus límites

El batallón leonés practica en la estación de esquí rescates en montaña e intervenciones en zonas de intenso frío durante dos días
La búsqueda se dividió en dos sectores operativos. UME/BIEMV

Un agujero hecho en la nieve fue el refugio en el que ayer durmieron 49 integrantes del batallón leonés de la Unidad Militar de Emergencias que hoy concluirán el simulacro de búsqueda y rescate en el que ponen a prueba sus límites y desarrollan todas sus capacidades. El objetivo del ejercicio planteado se centra en la desaparición de varios esquiadores arrollados por un alud, por lo que se requiere la intervención de la UME, que se despliega en la zona para su rescate.

Los integrantes de la unidad militar comienzan la búsqueda del desaparecido con un vehículo especial capaz de moverse tanto por nieve como por carretera y lanzan su dron para aprovechar las visuales elevadas que les permitan localizar algún indicio, como partes del equipo como los esquíes o los bastones. Una ardua tarea que concluye con la localización de las víctimas, tras dividir la zona de búsqueda en dos sectores, cada uno de ellos con un pelotón. Para llevar más al extremo el ejercicio, los soldados deberán pasar la noche en la nieve, junto con los heridos —que han sido trasladados en todo momento en camilla—, por lo que prepararán un refugio excavando directamente un agujero en la nieve, con temperaturas de hasta diez grados bajo cero durante la noche.

Los heridos, siempre se mueven en camilla. UME/BIEMV

Así concluyó ayer la primera parte del ejercicio, en el que también participó la unidad cinológica del batallón, que fue precisamente, la que localizó la situación exacta de las víctimas. El objetivo final de los soldados de la UME, que cuentan con la colaboración de los trabajadores de la Estación de Esquí de San Isidro para el simulacro de rescate, es trasladar a los heridos a la zona baja de la estación, en las motos de nieve de la propia estación para su traslado al hospital. La estación de esquí también cuenta con equipos preparados para rescates e intervenciones en aludes, que precisamente esta temporada han retrasado la apertura de las pistas de la vertiente de Riopinos.

En la estación de esquí

Medio centenar de soldados del quinto batallón de la UME simula un rescate tras un alud

Este simulacro en entorno nevado es uno de los ejercicios que realizan los soldados que integran el quinto batallón de la UME y que se suman a los ya realizados en noviembre, para mantener activas todas sus capacidades operativas, sobre todo después de los últimos meses en los que la unidad estuvo volcada en todas las tareas vinculadas a la pandemia.

La UME se encomienda a San Isidro para poner a prueba sus límites