martes 15.10.2019

Un largo contencioso

Los problemas entre Gersul y la UTE Legio VII comenzaron con los impagos de cinco meses en 2009 y todo el ejercicio de 2010, lo que generó una deuda de algo más de 15 millones de euros. Se inició entonces un largo periplo judicial en el que fueron acumulándose los intereses generados por la deuda. Al final la unión temporal de empresas calculaba el importe adeudado en 49 millones de euros, mientras Gersul rebajaba la cantidad hasta 21 millones. Finalmente se llegó a un acuerdo que fijó la cantidad adeudada en 23.021.336,42 millones de euros, que debían ser abonados antes del 1 de noviembre pasado. Hasta el momento el pago no se ha realizado, por lo que se generan intereses (1,8 millones anuales) que continúan incrementando la deuda.


Mientras, siguen sin resolverse los problemas de ajuste de censos para el cobro efectivo de los recibos. Están pendientes de cobro 7,9 millones de los últimos cinco años, los anteriores han prescrito ya.

Un largo contencioso