domingo. 26.06.2022
El grupo Tenada es el encargado de organizar cada año el altar tradicional
A las ocho de la mañana, el grupo Tenada, comenzará a pedir una perra pa'San Juan, en el altar que dedicarán a esta imagen y que está situado en la Plaza de San Marcelo. La tradición de los altares de San Juan se remonta a mediados del siglo pasado y tenía como protagonistas a los más pequeños de la casa. «Una perra pa'San Juan», decían los niños cuando pedían por las casas y a los viandantes; a esta petición, obtenían la respuesta de los mayores: «San Juan no come»; a lo que los niños respondían: «Pero gasta panalones». Un dinero que luego destinaban a una merienda. Las flores secas y los pétals de rosas son los protagonistas que adornan este altar, engalanando así a San Juan Bautista. Una tradición que tiene sus orígenes en una costumbre pagana dedicada al solsticio de verano y que con el paso del tiempo ha ido formando parte de la tradición cristiana. Esta tradición se perdió hasta hace cuatro años, cuando el grupo Tenada propuso al Ayuntamiento recuperar el altar. Cada año, el alcalde de León, Mario Amilivia, acompañado de la Corporación Municipal, visitan el altar después de la misa que se celebra en la capilla del Cristo de la Victoria.

Una perra pa'San Juan