jueves 23/9/21
MOVIMIENTOS CIUDADANOS

Una silla para luchar

El movimiento 'Desempleados de León' reclama en su primera protesta más prestaciones para los parados
Concentración de 'La silla del hambre' frente al Ayuntamiento de León

El Movimiento «Desempleados de León» inició ayer por la mañana, frente al Ayuntamiento de la ciudad, una campaña llamada La silla del hambre con el objetivo de reclamar prestaciones para todos los parados.

A través de esta iniciativa, pretenden dar voz a las historias de estas personas y poner rostro a las cifras del paro «a las que los gobernantes convierten en frías estadísticas», explicaron. «Es una lucha contra la situación en la que están las personas desempleadas a las que nos están quitando las prestaciones y, sobre todo, queremos hacer que se impliquen las instituciones que gestionan el dinero público», aseguraron fuentes del colectivo.

Debido a esta situación, proponen sentarse en una silla en la calle, para levantarse y empezar a luchar . «Iniciamos esta rebelión porque queremos una sociedad en la que quepamos todos». Desde allí, también reclamaron que los Ayuntamientos se hagan cargo del gasto de agua, de electricidad y de gas, al menos de una parte mínima para poder vivir. En definitiva, que ninguna persona en paro se quede sin cobertura. También abogaron por una renta básica como solución factible y efectiva al problema de la pobreza y la exclusión social.

La situación de los desempleados, en estos momentos, es dramática. «Hay que alzar la voz y decir basta. Todos tenemos derecho a un sueldo digno, estemos en paro o no. Esto es lo que pedimos», remarcó el portavoz del grupo, que ayer estrenó esta movilización a la que, confían, se irán añadiendo participantes. El poeta Ramiro Pinto y el coordinador provincial de Izquierda Unida, Santiago Ordóñez, se sumaron a la convocatoria que prevén mantener durante dos horas semanales esa llamada de atención reivindicativa.

Entre los participantes en esta sentada, se encontraban también varias personas desempleadas para dar a conocer situaciones y problemas concretos. «He firmado un alquiler social y llevo dos meses sin pagar. Me han denegado una quita y estoy en lista de espera de la renta garantizada, en proceso de divorcio, con familia numerosa y tengo que esperar un mes por la ayuda de emergencia que he pedido», afirmó María Jesús de la Fuente.

Una silla para luchar