viernes. 09.12.2022
Iniciativa de la UPL

Unanimidad en las Cortes para retirar los peajes en las dos autopistas leonesas

UPL logra el consenso de los 81 procuradores para poner fin a un «agravio» histórico

Todos los procuradores de las Cortes de Castilla y León acordaron solicitar al Gobierno central que realice los trámites necesarios para la supresión de los peajes de la autopista entre León y Asturias, la AP-66, y de la que une León con Astorga, la AP-71, buscando la fórmula menos lesiva.

La iniciativa fue presentada en el pleno por el procurador de la UPL, Luis Mariano Santos, quien argumentó que además de buscar la «igualdad» tras suprimirse los peajes en otras comunidades, también pretende que las infraestructuras sean «ágiles y no sean costosas» para que el transporte de mercancías sea rentable. También sentenció que «la seguridad viaria no tiene precio», pues el peaje hace que carreteras como la nacional 120 se congestionen y generen puntos negros que son «inconcebibles».

Afeó al PP que votara en contra de una propuesta similar cuando gobernaba Mariano Rajoy y que Cs se abstuviera, por lo que pidió que esta vez salga adelante ya que «no es una cuestión partidista ni ideológica, es de justicia social»

En este sentido, la procuradora socialista María Rodríguez anunció su voto favorable a pesar de que su partido gobierne la nación ya que aseguró que buscan lo mejor para Castilla y León «gobierne quien gobierne».

Con rechazo
El PP quiso enmendar la PNL de los leonesistas para que la petición abarcara a Castilla y León

Modelo a seguir
El detonante de la propuesta surge en Galicia, con la supresión del peaje en la AP-9

Aclaró respecto a la petición de igualdad con otras comunidades que la AP-9 en Galicia no se ha liberalizado, sino que no se ha prorrogado una vez ha finalizado el plazo, mientras que en el PP han asociado esta medida al apoyo del diputado del Bloque Nacionalista Galego en la investidura de Pedro Sánchez.

La socialista reprochó al PP haber prorrogado los plazos de autopistas de Castilla y León como hizo con la asturleonesa, para la que el actual ejecutivo nacional estudia implantar bonificaciones por su uso.

Por parte del grupo popular, la procuradora Smara Morala criticó que no se haya reducido el precio del peaje de estas autopistas durante el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, quien prometió una rebaja progresiva, y tachó de «agravio» entre territorios lo sucedido con la AP-9 en Galicia.

Los populares presentaron una enmienda para extender la petición de UPL a todas las autopistas que discurren por Castilla y León, lo que fue rechazado por Santos, invitándoles a presentarlo en otra sesión plenaria y asegurando que él votará a favor.

El parlamentario de Cs Javier Panizo detalló que la AP-66 tiene una intensidad circulatoria de 7.500 vehículos diarios entre León y la Magdalenam mientras que la N-630 cuenta con 7.100 vehículos, casi el mismo número «por una nacional de alta montaña y una peligrosidad altísima».

Sobre la AP-71, consideró que está en la misma situación, pero que el paso de vehículos pesados es inferior por la nacional gracias a las bonificaciones que destina a estos vehículos la Junta de Castilla y León.

Finalmente, los 81 procuradores votaron a favor de la iniciativa de la UPL.

Unanimidad en las Cortes para retirar los peajes en las dos autopistas leonesas