martes 12.11.2019

«Unas vacaciones distintas a todas»

«Unas vacaciones distintas a todas»

Aitor y Raquel buscaban una alternativa al manido concepto de vacaciones. No les gustaba aquello de tumbarse en una toalla sin tener nada más que hacer, ni «el tener que pasar los quince días de vacaciones en el mismo sitio».

 Un día decidieron realizar una inversión de futuro y adquirir su propia autocaravana. De eso hace dos años y, a juzgar por su sonrisa de satisfacción, no se les pudo ocurrir mejor idea, ya que la autocaravana les cambió la vida —para mejor, mucho mejor—.

Junto a sus tres hijos, el matrimonio aparcó el pasado domingo en el parking y área de pernocta de la avenida Peregrinos. Recién llegados de Guipúzcoa, la familia asegura estar en cantada con la ciudad en la que echaron marras y, especialmente, con el lugar donde han aparcado su vivienda de cuatro ruedas. «Este parking está genial porque está situado en pleno centro de León. Te permite dejar aquí la autocaravana y olvidarte de ella para así disfrutar mejor de la estancia. Además podemos llegar andando a cualquier punto que queramos, porque todo lo importante que hay que ver en la capital está a unos pasos de aquí», comenta Raquel.

Por su parte, Aitor, que coincide con el razonamiento de su esposa, no quiere desperdiciar la ocasión para comentar la gran cantidad de beneficios que le parece que tiene viajar en autocaravana. «Es una experiencia muy buena, completamente distinta a todas las vacaciones que te puedan ofrecer por ahí, sobre todo para las personas a las que les gusta moverse por ahí tanto como a nosotros». Si tuviera que destacar el principal atractivo de este vehículo, no duda ni un momento en mencionar «la libertad que te da el poder ir donde quieras y como quieras, sin ataduras de hoteles ni cosas parecidas», pero también ofrece su versión más sensata al querer mencionar el ahorro que supone para la economía familiar, porque «viajar cinco personas a un hotel nos saldría realmente caro».

Con su sonrisa de oreja a oreja, Raquel, Aitor y sus tres retoños cierran la puerta de su casa veraniega y se encaminan, con el paso firme, a descubrir los rincones leoneses.

«Unas vacaciones distintas a todas»