viernes 15.11.2019
LEÓN DEFIENDE SU HISTORIA

La Unesco refrenda que el primer Parlamento del mundo fue en León y no en Reino Unido ni en Cataluña

La primera institución cultural del mundo, dependiente de la ONU, legitima la declaración de 2013 que reconoció a los ‘Decreta’ de San Isidoro de 1188 como las primeras Cortes de la Historia.
La Unesco refrenda que el primer Parlamento del mundo fue en León y no en Reino Unido ni en Cataluña

maNUEL C. CACHAFEIRO | LEÓN

La Unesco, la misma institución que dio a León el título de Memoria de la Humanidad como Cuna del Parlamentarismo en 2013 y no al Reino Unido, porque así lo atestiguan varios textos medievales, salió ayer en defensa de las Cortes celebradas en San Isidoro en 1188 frente a quienes siguen situando por desconocimiento o intencionadamente el origen en Londres, o la última reivindicación del presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, que la semana pasada se arrogó en la Universidad de Harvard la sede del primer parlamento del mundo, «antes que Inglaterra».

«La Memoria de la Humanidad recoge específicamente los documentos escritos», explicó ayer la catedrática Isabel Cantón, presidenta de la Unesco en Castilla y León. Y para recibir un título como el de León, aclaró, el expediente debe recorrer un largo camino administrativo apoyado por los gobiernos de cada comunidad y de cada país. «Puede haber documentos más antiguos que los ‘Decreta’ referidos al Parlamentarismo —los documentos que recogen la celebración de las Cortes en León de 1188—, pero no han sido reconocidos por la Unesco. El reconocimiento de la autoridad de la Unesco es general, pero la opinión de los historiadores y los técnicos es libre. Cada uno puede opinar lo que desee y decir a un periódico, incluso en un Congreso, su teoría o su investigación, pero lo probado es los textos de León», aclaró.

Tal honor, ser Memoria de la Humanidad, lo tienen también el Tratado de Tordesillas en 2007 y las Capitulares de Santa Fe en 2009. Los Decreta de 1188 de León fueron declarados con ese título en 2013. «No consta en el Reino Unido esa Declaración por la Unesco. Su primer documento incluido en la Memoria de la Humanidad son los Primeros Archivos de la Compañía Holandesa de las Indias, en octubre de 2011», aclaró ayer la representante del organismo dependiente de la ONU.

En el mismo sentido, la profesora de Derecho Constitucional y presidenta del comité organizador del Congreso que recientemente ha tenido lugar en León sobre Parlamentarismo, Esther Seijas, señaló ayer que «la fundamentación» presentada ante la Unesco, y en virtud de la cual se le concedió a León tal honor, es «solvente, probada y veraz».

El corpus documental de los ‘Decreta’ (o decretos) de León de 1188 contiene la referencia al sistema parlamentario europeo más antigua que se conozca hasta el presente. Estos documentos, cuyo origen se remonta a la España medieval, fueron redactados en el marco de la celebración de una curia regia, en el reinado de Alfonso IX de León (1188-1230). «Reflejan —explica Seijas— un modelo de gobierno y de administración original en el marco de las instituciones españolas medievales, en las que la plebe participa por primera vez, tomando decisiones del más alto nivel, junto con el rey, la Iglesia y la nobleza, a través de representantes elegidos de pueblos y ciudades».

En cambio, el profesor del Instituto de Historia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Carlos Estepa, no tiene la misma posición: «La Unesco no es un foro histórico y en cualquier organismo de derecho público, en este caso internacional, no se puede imponer el pensamiento». Una opinión que rebate sin quererlo la profesora Isabel Cantón, al aclarar que una declaración de Memoria de la Humanidad, como es la de León, es mucho más que una sucesión de opiniones, ya que tiene que venir avalada por muchos expertos y los correspondientes gobiernos, aunque haya voces siempre en contra como en este caso la de este profesor, que anuncia un libro sobre «Poderes e Instituciones en la Edad Media Europea».

En cambio el catedrático de la Universidad de León, Fernando de Arvizu, lo tiene muy claro: «Sin necesidad de que la Unesco lo hubiera dicho, los documentos que algunos historiadores del Derecho hemos estudiado desde hace años han concluido que en 1188 asistieron, por primera vez en la Historia, ciudadanos a una reunión de la Curia Regia extraordinaria, plena o pregonada. Así nacieron las Cortes», explicó. Y añadió sobre quienes siguen defendiendo al Reino Unido, aunque sea sin documentos: «Venir ahora con auténticas monsergas —y perdón por lo crudo de la expresión— de que cuando se habla de Parlamentos no se hace en sentido propio —pues que no se haga— o que se alude a su influencia en el mundo, cosa más que discutible y esto sólo para expertos, no es más que reivindicar una siempre supuesta supremacía de lo británico, o de lo inglés, sobre cualquier otra institución política. A mí eso me parece pueril».

«León ha recibido justamente el título de Cuna del Parlamentarismo porque la Historia lo avala, y si la Unesco lo ha dicho, es precisamente por esa razón. Todo lo demás es ocioso, superfluo, frívolo y mal intencionado», concluyó.

Para Carlos Estepa, «en la segunda mitad del siglo XII y en la primera del siglo XIII en León, Castilla y otros reinos pudo haber de manera coyuntural asambleas que ampliaban el conjunto de sus miembros a personas procedentes de la burguesía de las ciudades. Pero una cosa son los antecedentes y otra cosa es un parlamento ya regular, plenamente organizado y con capacidad de legislar. Y en ese sentido el modelo ha de ser Inglaterra».

En cambio, otro historiador como Fernando García de Cortazar piensa que las primeras fueron en León. En Inglaterra, fue más bien por la presión de los nobles, por lo que el honor debe corresponder a León y por extensión a España, dijo el domingo a El País, a raíz de la polémica sobre el primer Parlamento.

La Unesco refrenda que el primer Parlamento del mundo fue en León y no en Reino Unido...