jueves 22/10/20
El reparto de los bienes de la Caja

Unicaja intentó in extremis aplazar el juicio por la demanda de Fundos

Manuel Azuaga, Braulio Medel y Evaristo del Canto, entre los primeros testigos citados
El edificio de Botines, sede de Fundos, que exige la reintegración de un abultado patrimonio . FERNANDO OTERO

Los Juzgados de León acogen hoy la primera de las tres sesiones previstas inicialmente para tomar declaración a los 21 testigos que deberán explicar cómo se llevó a cabo el reparto de los bienes de Caja España Duero entre Banco Ceiss y la fundación que heredaría el patrimonio de la obra social, hoy Fundos. Entre los primeros en declarar están citados el ex presidente de Banco Ceiss, que fue director general de Caja España Duero, Evaristo del Canto; así como el actual presidente de Unicaja Banco, que lo fue también de Ceiss, Manuel Azuaga, que declarará desde los juzgados de Málaga.

El juez citó también al ex presidente de Unicaja y presidente de la Fundación Unicaja, Braulio Medel, que debía declarar esta mañana en los juzgados de Sevilla. Aunque es probable que un problema en los plazos de comunicación evite la comparecencia del histórico directivo.

En las últimas semanas la representación de Unicaja Banco ha tratado de conseguir un aplazamiento en el inicio de las declaraciones de los testigos. Lo que habría dilatado un proceso que ya logró retrasar hace casi un año. El titular del Juzgado de Instrucción número 9 de León, que lleva el caso, no ha aceptado más aplazamientos en el caso, y ha mantenido los plazos que fijó en la vista previa, celebrada el pasado 3 de febrero.

La Fundación Obra Social de Castilla y León (Fundos) presentó la demanda contra Unicaja para reclamar el reintegro de un abultado número de inmuebles, obras de arte y fondos económicos que considera de su propiedad, pero que pasaron a manos del banco andaluz cuando absorbió Ceiss. Según consta en la demanda, durante meses la fundación que tiene su sede en el edificio de Botines intentó sin éxito negociar extrajudicialmente con la dirección de Unicaja para lograr la devolución de los bienes que considera de su propiedad.

Finalmente la demanda se interpuso en diciembre de 2018. La vista previa se fijó para el 28 de octubre de 2019, pero la representación de la caja que preside Azuaga (también presidente de Cecabank) solicitó un aplazamiento con el doble objetivo de preparar la defensa de sus intereses, y de intentar un acercamiento entre las partes que evitara el procedimiento judicial.

La vista previa se celebró el pasado 3 de febrero, sin acuerdo entre las partes, aunque en los meses anteriores se había ido produciendo la devolución de alrededor de un millar de obras de arte de las reclamadas.

En aquella sesión el juez fijó los testigos que tendrían que prestar declaración y las fechas en las que se realizaría el proceso (desde hoy lunes hasta el miércoles, en principio); fechas que ha mantenido a pesar de los problemas que la pandemia ha causado también en los juzgados.

Fundos reclama a Unicaja, fundamentalmente, la propieda de una treintena de inmuebles, la devolución de alrededor de 10.000 obras de arte y fondos documentales de sus archivos, y los 26,5 millones de euros que restan por abonar de los 40 millones que fijó la segregación de Caja España Duero para mantener las obras sociales.

Además reclama que se declaren nulas dos escrituras de subsanación de la escritura de segregación original, que se aprobaron en febrero y abril de 2014 para trasladar inmuebles a Ceiss de forma irregular, según la denuncia.

Unicaja intentó in extremis aplazar el juicio por la demanda de Fundos