miércoles 2/12/20
Polémica

Unidad política y social para evitar que los drones del Ejército vuelen a La Rioja

La directora de la cátedra que la ULE tiene con Defensa señala que «sería el inicio del desmantelamiento militar en León»
El Searcher es el RPAS con el que opera el Grosa y que ya desplegó España en misiones en Afganistán en 2008. FERNANDO OTERO
El Searcher es el RPAS con el que opera el Grosa y que ya desplegó España en misiones en Afganistán en 2008. FERNANDO OTERO

El traslado que está estudiando Ejército de Tierra del Grosa, la primera unidad de drones al servicio de la Inteligencia en España y que se creó en 2015 con sede en León —aunque su mando operativo esté en Valencia— ha sentado como un jarro de agua fría a la sociedad leonesa. De momento, fuentes militares, insisten en que tan sólo es un planteamiento y que aún no hay ninguna decisión tomada, pero desde los grupos políticos leoneses ya han comenzado a moverse para evitar que León pierda esta puntera unidad, integrada por 150 soldados altamente cualificados.

El secretario provincial de los socialistas y diputado, Javier Alfonso Cendón, avanzó que contactará con el Ministerio de Defensa, liderado por la leonesa Margarita Robles, «para ver cómo abordar esta situación» y señaló que trabajará para evitar que el Grosa acabe por instalarse en la base de helicópteros que el Ejército de Tierra tiene en la localidad riojana de Agoncillo.

Pelear por León

Las organizaciones empresariales reclaman la acción de las instituciones públicas

El senador popular Antonio Silván mostró su preocupación ante lo que sería «un nuevo varapalo» del Gobierno de Pedro Sánchez a la provincia, tras permitir la marcha de Flybyschool en junio, «cuando los socialistas se habían comprometido a su mantenimiento en León». Silván además, ya ha registrado en el Senado cinco preguntas para que la ministra de Defensa explique sus planes con esta unidad. Junto con las cuestiones relacionadas con el propio Grosa, Silván añade otras dos sobre la posibilidad de nuevos planes para potenciar las bases leoneses o para compaginar la actividad actual de los drones militares de León con otros proyectos de innovación industrial «con objeto de generar nuevos empleos y oportunidades en la provincia leonesa».

La UPL destacó que la posibilidad de que el Grosa se trasladase representaría «un nuevo mazazo para la economía leonesa» y el sector aeronáutico leonés y reclamó «a todas las instituciones, Ayuntamiento de León, Ayuntamiento de San Andrés, Diputación y Junta, así como el resto de instituciones y agentes sociales, sin olvidarnos de la Mesa por León, que entendemos es el momento de demostrar su utilidad con actuaciones que beneficien a León, para que estén alerta y eviten que esa decisión termine con la pérdida de otro importante activo», como apuntó Eduardo López Sendino.

Decisión aún en el aire

Llegar hasta Margarita Robles, la ministra leonesa al frente de Defensa, entre los objetivos fijados

«Estamos perdiendo oportunidades y viendo cómo se reducen nuestras fortalezas estratégicas por culpa de decisiones que emanan directamente del Gobierno socialista», criticó la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de León, Gemma Villarroel, quien añadió que la marcha del Grosa también repercutiría «en el clúster de vehículos no tripulados que se está conformando entre la capital y su alfoz».

Desde las patronales empresariales del Fele, el Cel y la Cámara de Comercio ahondaron en la necesidad de «pelear» porque el batallón se quede en León. «¿Pero algo que ya está montado tiene sentido montarlo en otro lugar?», se preguntó el presidente de la Cámara de Comercio, Javier Vega, tras mostrar su «absoluta disconformidad» ante la reubicación del Grosa y recordando todas las posibilidades que ofrece el espacio aéreo leonés para el vuelo de los RPAS.

El presidente del Cel, Julio Álvarez, abundó en que los 150 militares que integran la unidad de Inteligencia «son gente que vive y que gasta en León» y que sólo el hecho de que se valore la posibilidad de trasladar al Grosa «es ya una mala noticia en sí misma». Por su parte, Javier Cepedano, de la Fele, hizo un llamamiento a los poderes públicos: «Son las administraciones las que tienen que pelear para que se quede en León, por mucho que presionemos las organizaciones empresariales, está en su mano». Además, también recordó el buen funcionamiento de los drones en León.

Almirante Bonifaz

«El Grosa es una unidad pionera que arrastra colaboración e inversión», señaló la directora de la Cátedra Almirante Bonifaz y catedrática de Economía de la Universidad de León, Nuria González Rabanal. A través de las actividades que organiza la Cátedra Almirante Bonifaz, Rabanal ha tenido mucha relación con el Grosa y lanzó una advertencia: «El traslado de esta unidad será el inicio del desmantelamiento de las Fuerzas Armadas en León». Así, recordó que el Ejército necesita «redimensionarse» porque cuenta aún con muchas instalaciones derivadas de la época de la Dictadura, pero hay que evitar que esto afecte a León..

Desde la propia Universidad de León, el vicerrector de Profesorado, Miguel Ángel Tesouro, también destacó que la institución académica está trabajando en la línea de potenciar el sector aeronáutico y que este proceso se vería «afectado» por la marcha de la unidad. «Es positivo que esté aquí, porque todo ayuda a sumar músculo y, además, también afectará al polo formativo, porque hay que muchos grupos de investigación universitarios que trabajan con los drones»,dijo.

Unidad política y social para evitar que los drones del Ejército vuelen a La Rioja