domingo 29/11/20

La unidad sigue con sus maniobras desde el aeródromo

El batallón del Grosa continúa, pese a todo, con sus maniobras en el aeropuerto de La Virgen del Camino. De hecho, durante toda esta semana seguirán con la tareas de aterrizaje y despegue del Searcher. El Grupo de Obtención por Sistemas Aéreos (Grosa) es la única unidad a nivel nacional que pone los RPAS al servicio de la inteligencia militar. Así, su matriz está en Valencia, en el Regimiento de Inteligencia, aunque cuando se creó en 2015 se escogió León, y la base de Conde de Gazola, por la proximidad de esta al aeródromo militar de La Virgen del Camino y, sobre todo, porque el espacio aéreo de León no está saturado, lo que facilita las operaciones con su RPAS.

El trabajo de entrenamiento del grupo sigue para cumplir todos los planes de programación fijados para la unidad militar, cuyo fin en una misión real sería la obtención de imágenes para informar a las tropas terrestres. Una de las ventajas con las que cuenta el Searcher es su potente cámara, que permite grabar tanto de día como de noche, con lo que la información que aporta es fundamental para el movimiento de las tropas o el conocimiento del enemigo. Una de las cuestiones por las que también se ubicó al Grosa en León fue que sus primeros 25 integrantes ya habían trabajado con el Searcher en misiones internacionales en Afganistán desde 2008, cuando aún era la unidad Upasi.

La unidad sigue con sus maniobras desde el aeródromo