viernes 25/9/20
Educación

La Universidad combina todas las formas educativas para el nuevo curso

Aulas en espejo, formación síncrona o turnos son algunas alternativas en facultades y escuelas
La profesora de Derecho Constitucional Esther Seijas con sus alumnos de este curso en el primer día de clases universitarias. RAMIRO
La profesora de Derecho Constitucional Esther Seijas con sus alumnos de este curso en el primer día de clases universitarias. RAMIRO

El Campus de Vegazana recuperó ayer su actividad, incluidas las cafeterías, aunque no fue igual en todos sus centros. De hecho, Económicas, Industriales, Educación y Filosofía y Letras han retrasado el inicio de curso al lunes para poder adaptar sus aulas a los protocolos, pero ayer más de seis mil universitarios comenzaron a recibir sus primeras lecciones, aunque en la mayoría de los casos muchas estaban vinculadas a las medidas de seguridad aplicadas en cada centro.

La determinada apuesta por la presenciales ha provocado que cada centro haya tomado diferentes medidas para adaptar sus espacios al número de alumnos con los que cuenta en cada curso.

Los últimos

Económicas, Industriales, Educación y Filosofía y Letras abrirán sus puertas el próximo lunes

En Veterinaria han apostado por la formación síncrona a turnos, es decir, las clases se han divido a la mitad y los alumnos irán una semana a clase y otra lo harán desde casa, aunque a la vez que el resto de sus compañeros por vía telemática. En el caso de Biología, la apuesta ha sido por las aulas espejo.

Es decir, una clase se repartirá en dos aulas y, mientras el profesor está en una de ellas, en el aula contigua los estudiantes recibirán las clase por vía telemática. De esta forma, será más fácil acudir a las prácticas.

Mientras, en Derecho, que cuenta con grandes aulas en anfiteatro, los cursos se han organizado en turnos de mañana y tarde evitando así que se supere el cupo de estudiantes y garantizando la distancia de metro y medio entre ellos. «Hay que primar la prevención, la seguridad y la atención sanitaria», apuntó el decano de Derecho,

Salvador Tarodo, quien señala la apuesta realizada también por los medios digitales para poder organizar las clases en caso de un segundo rebrote o de confinamientos puntuales.

Prevención

Marín concreta que todas las actividades de los campus están limitadas a la comunidad universitaria

«El problema es que todas las universidades estamos pidiendo lo mismo y ahora no hay stock», señala el rector Juan Francisco García Marín, en relación a la llegada por goteo de tabletas, ordenadores, micrófonos o cámaras. Marín incide en lo «estricto» de los protocolos y en el hecho de que, de momento, las actividades que se realizan en los campus están limitadas a la comunidad universitaria.

Por su parte, el vicerrector de Profesorado, Miguel Ángel Tesouro, precisa en que el personal docente podría aumentar hasta un 20% este curso, principalmente a través de profesores asociados, aunque también reclamó la figura del profesor sustituto, que permite hacer contratos de un año y dar estabilidad al alumnado, como existe en otras comunidades como en Galicia. «Cada escuela o facultad cuenta con un centro de control del coronavirus para saber cómo actuar en cada momento en cuanto surja el menor síntoma», especifica Tesouro.

«En Veterinaria tenemos un asiento asignado para todo el año y siempre vamos a la misma clase», señalan las alumnas Irene Cabrera y Fabiana Esposito, que también refrenda la decana de la facultad, María José Carbajo, quien añade que los centros con prácticas, como el suyo, también han tenido que apostar por desdoblar estas clases y que los profesores se han organizado para que los estudiantes aprovechen al máximo el tiempo en los laboratorios experimentando y con la teoría previa ya impartida.

La Universidad combina todas las formas educativas para el nuevo curso