viernes 18.10.2019
LEÓN ■ FORMACIÓN

La Universidad forma a adiestradores para la terapia asistida con animales

El director del programa, César Chamorro, avanza los beneficios y las salidas profesionales
La Universidad forma a adiestradores para la terapia asistida con animales

A. Calvo | León

Conseguir que un perro obedezca a determinadas órdenes o sepa comportarse en un espacio reducido son sólo algunas de las cuestiones que se enseñarán en el curso Etología y adiestramiento canino que organiza el Instituto de Desarrollo Ganadero y Sanidad Animal de la Universidad de León. El curso, que arrancará en marzo, también se centrará en la Terapia Asistida con Animales, de tal forma que los que se titulen estarán preparados para adiestrar a perros para que convivan con ancianos, niños o mayores con algún tipo de discapacidad o personas con trastornos piscológicos para conseguir mejorar su calidad de vida.

El director del instituto y uno de los responsables del curso, el catedrático César Chamorro, destaca que la Universidad de León se convierte en pionera en este tipo de programas a nivel nacional y que se abren grandes posibilidades laborales para los titulados, a lo que suma los beneficios que puede conseguir una mascota en aquellas personas que están solas o que tienen algún problema emocional, enfermedad o una discapacidad. Lo que sí remarca Chamorro es que el adiestrador debe colaborar siempre con los médicos y psicólogos que traten a los propietarios del perro y que el adiestrador «tan sólo se centrará en la educación y la relación de la mascota y el propietario».

«Las ventajas son casi innumerables: el interactuar con el animal, la estimulación multisensorial, el contacto físico, el juego, la sensación de afecto mutuo, las conductas deseadas, la reducción del estrés, la ocupación del tiempo con la mascota o el ejercicio físico», señala Chamorro, para añadir que para todo ello «es necesario que existan profesionales adecuadamente formados para hacerlo posible, trabajando tanto con los perros como con las personas».

Gabinete propio

El director del curso destaca que el paso fundamental, siempre, es elegir bien el perro en función de las necesidades del propietario. Por eso, una de las cuestiones que se abordarán en el programa serán las características de cada una de las razas de perro y cómo debe tratarse cada una de ellas. «Los propios intereses del perro, si es macho o hembra, su bienestar dentro de un piso, son cuestiones a tener en cuenta antes de seleccionar un animal para la terapia asistida», destaca el catedrático de la Universidad de León. Entre las salidas profesionales, sumarse a clínicas veterinarias o cualquier tipo de centro que esté vinculado al mundo animal, además de crear un gabinete propio.

Además del curso en Etología y adiestramiento, la Universidad de León y el Instituto de Desarrollo Ganadero y Sanidad Animal también impartirán los programas de Auxiliar veterinario y Estética y peluquería canina y felina, que ya cuentan con varias ediciones.

Un adiestrador, con un grupo de trabajo. F. OTERO PERANDONES

La Universidad forma a adiestradores para la terapia asistida con animales