lunes 27.01.2020
MEDIDAS DE LA ULE

La Universidad gastará 9.000 euros al año para cazar los corta y pega de los alumnos

Se testó el curso pasado y detectó algún nivel de plagio en un 60% de los trabajos
La Universidad gastará 9.000 euros al año para cazar los corta y pega de los alumnos

La Universidad de León llevó a cabo el curso pasado un proyecto piloto para detectar los trabajos realizados con poco esfuerzo por parte de los alumnos, que recurrían directamente al cortar y pegar para elaborar sus textos. Tras un año de pruebas y comprobados los resultados —un 60% de los trabajos tenía algún tipo de plagio—, la Universidad de León ha apostado por adquirir la licencia del Turnitin, una herramienta que compara las frases del trabajo del alumno con cuatro mil millones de documentos que están publicados en la red, desde páginas tan conocidas como El Rincón del Vago a tesis, webs o PDF. La institución leonesa pagará por este sistema nueve mil euros al año, lo que le permitirá instalarlo en la plataforma Moodle, a la que tienen acceso todos los profesores.

El curso pasado una veintena de profesores participaron en el proyecto piloto al someter los trabajos que presentaron sus alumnos al Turnitin y se considera plagio aquel documento en el que se hayan encontrado un 49% de similitudes con otros documentos. La herramienta detectó que un 20% de los trabajos analizados tenía más de un 50% de textos plagiados y en un 40% de los documentos el nivel de plagio detectado ascendía a más de un 25%. Casi un 40% de los trabajos tenían menos de un 25%,que puede atribuirse a las referencias bibliográficas. El análisis se realizó entre el 4 de noviembre del 2013 y el 16 de junio pasado.

La Universidad de León pagará nueve mil euros al año por la licencia del Turnitin, que habitualmente tiene un coste de 18.000 euros anuales. El director del área de Informática de la institución leonesa, Luis Panizo, explica que la ULE aprovechará el descuento del 50% fruto de las gestiones realizadas por la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (conocida como Crue). Turnitin, además de detectar los corta y pega, también podrá ser utilizado para enseñar a los alumnos el uso adecuado de las referencias bibliográficas en sus trabajos.

Al estar integrado en la plataforma Moodle —el campus virtual de la Universidad de León a la que tienen acceso los profesores (agora.unileon.es)— permitirá a todos los docentes verificar los trabajos y las tareas que hayan asignado a sus estudiantes.

Turnitin es de origen estadounidense y ya lo usan gran parte de las universidades españolas, así como las europeas y las americanas para detectar los populares corta y pega de los alumnos en los trabajos.

La Universidad gastará 9.000 euros al año para cazar los corta y pega de los alumnos