martes 31.03.2020

La Universidad de León registra 61 patentes en doce años

Las universidades públicas de Castilla y León han presentado 423 solicitudes a la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) entre 2007 y 2019
Un grupo de investigadores de la Universidad de León. MARCIANO PÉREZ
Un grupo de investigadores de la Universidad de León. MARCIANO PÉREZ

La Universidad de León (ULe), con 61 patentes y siete modelos de utilidad entre 2007 y 2019, ha desarrollado invenciones importantes, entre ellas, a petición de Vega Sicilia, un protector de heridas de poda que evita la infección por hongos causantes de enfermedades de la madera como la yesca.

Entre los logros con sello ULe también se encuentran un soporte para estudiar papiros sin dañar su estructura; una máquina sembradora de rejas para siembra directa, que evita o reduce el efecto de embozamiento de rastrojo, y un kit de diagnóstico de lisencefalia con hipoplasia cerebelar en ganado ovino.

También un procedimiento de visión artificial para la detección de gotas citoplasmáticas proximales en espermatozoides, a partir de una imagen digital; un pan sin gluten; y un método de gestión inteligente de cargas en instalaciones eléctricas con autoconsumo.

Además, la ULe también ha patentado el uso de la planta Sideritis hyssopifolia para elaborar un producto alimenticio y un medicamento para la prevención y/o el tratamiento de enfermedades cardiovasculares, al contribuir a la reducción del riesgo de formación de placas de ateroma y de la hipercolesterolemia

En el conjunto de Castilla y León, las universidades públicas han presentado 423 solicitudes a la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) entre 2007 y 2019 con el objetivo de registrar un artículo novedoso y garantizar su explotación en exclusiva, según se desprende de los datos facilitados a Efe por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

A estas creaciones, censadas para poder explotar en exclusiva el invento, un derecho que también impide su fabricación, venta o uso por parte de terceros sin el consentimiento previo del titular, se unen 26 modelos de utilidad, una figura concebida para ideas menores.

Y es que mientras las primeras protegen el logro durante 20 años para evitar que otros puedan copiarlo o reproducirlo, los segundos ofrecen un respaldo de una década y están destinados a pequeños dispositivos, instrumentos o herramientas.

Transcurridos esos plazos, el invento para a ser de dominio público.

La Universidad de Valladolid (UVA) se revela como la de mayor actividad en el conjunto de Castilla y León. Detrás de sus patentes (198) y modelos de utilidad (3) se encuentran invenciones tan claves como el método diseñado por su Instituto de Biología y Genética Molecular (IBGM) para congelar, revitalizar y enviar células madre a Europa. Asimismo, entre las patentes solicitadas por la UVA en estos años figuran un protector de semillas para siembra en trabajos de forestación, al objeto de evitar la depredación por parte de los animales, y un sistema de asistencia al conductor con información sobre el estado del vehículo. También una luminaria LED completamente plegable; un equipo de autenticación de contraseñas cuánticas. y una composición alimenticia azucarada de abejas melíferas para el control de infecciones en colmenas. Finalmente, un procedimiento de fabricación de espumas de aluminio por la incorporación de nanopartículas de óxido de silicio, y un emisor de señal acústica adaptable a patines en línea, destinado a proporcionar seguridad al patinador y a su entorno.

De igual modo, la UVA ha prestado a la protección de otros de sus logros como un sistema de multivideoconferencia en redes de satélites con capacidad de procesamiento a bordo, y una cafetera individual con taza integrada para cocina vitrocerámica, inducción, gas o eléctrica, que produce el café en un tiempo muy reducido y optimizando el aprovechamiento de energía.

Finalmente, un sensor para detectar la concentración de calcio Ca 2+ intracelular.

La Universidad de Burgos (UBU), con 99 patentes y 11 modelos de utilidad, se sitúa por detrás de la UVA en cuanto a ingenio. En este sentido, ha desarrollado un método novedoso para la síntesis de una molécula (perileno diimidas) con características fluorogénicas de gran interés para su utilización como bioimagen o biomarcador, además de un innovador sistema de monitorización de movimientos en estructuras de grandes dimensiones. Entre sus invenciones también hay un nuevo material útil para la detección sencilla de la fibrosis quística, que permitiría que los enfermos de puedan monitorizar sus tratamientos sin necesidad de acudir al hospital. También destacan una etiqueta inteligente que determina la frescura del pescado envasado (cambia de color cuando no está en buen estado), y una placa de yeso prefabricada de alta resistencia al fuego. Además, durante estos años también ha patentado una capota retráctil para sillas de ruedas motorizadas, un dispositivo de freno regenerativo neumático, un dispositivo telescópico intramedular para elongación de huesos largos, una plataforma de trabajo elevable como apero para tractores agrícolas y un electrodo para la detección de metales.

Con respecto a las patentes (65) y modelos de utilidad (5) 'made in' la Universidad de Salamanca (USAL), destaca un sistema que mejora significativamente el rendimiento de los implantes cocleares en los ambientes ruidosos, aumentado considerablemente la calidad auditiva de los usuarios. Pero, además, ha ideado otras soluciones ingeniosas entre las que figuran un método para determinar la presencia de daño renal en un individuo; un dispositivo de extracción de zumo, y una plataforma de fibra de carbono para la toma de imágenes aéreas a baja altura y escala grande con bajo coste.  Otros de los inventos de este centro son un péptido para el tratamiento de enfermedades que cursen con proliferación celular, en particular para el tratamiento del cáncer y la metástasis, y un aparato de medición en línea de pulsos láser.

La Universidad de León registra 61 patentes en doce años