viernes 7/8/20

La Universidad reclama apoyo y que se facilite la utilización del aeropuerto

El rector de la Universidad de León, Juan Francisco García Marín, ha mantenido ya encuentros con los responsables de Altran para ofrecer los medios necesarios para que el proyecto empresarial se desarrolle en León, en las instalaciones del Campus de Vegazana. «Sería un beneficio para la empresa, que contaría con los grupos de investigación con los que ha estado trabajando; y también para la Universidad y para León, que contaría con un proyecto prometedor, que crea empleo de calidad y que es una oportunidad para los alumnos de ingeniería». 


Pero la implicación de la Universidad no es la única que necesita Altran, así que García Marín hace un llamamiento a las instituciones para que faciliten la utilización del aeropuerto de León que exige el proyecto de la multinacional francesa. 

García Marín incidió también en que la decisión de la multinacional de llevar adelante el proyecto supone un espaldarazo a la especialización que la Universidad leonesa está adquiriendo en la investigación aeronáutica; además de que sería un tractor para el desarrollo de empresas y servicios auxiliares.

La ULE, a través del Grupo de Investigación en Tecnología Aeroespacial de la Facultad de Ingenierías, ha desarrollado varias líneas de investigación con la multinacional francesa Altran Technologies, colaborando en el desarrollo del proyecto Ecosat. Un grupo que ha desarrollado también el Proyecto Happiest (High Altitude Pseudo Satelllite for Telecomunication and Complementary Space Application). 

En el caso del proyecto Ecosat Altran desarrolla un dirigible solar para aplicaciones de observación y comunicaciones, al que ha dedicado tres años de desarrollo. Se trata de un estudio de plataformas no tripuladas de elevada altitud y larga duración (de hecho pueden llegar a cuatro años de operación sin mantenimiento). El dirigible estratosférico Ecosat es semirrígido, alimentado mediante energía solar, con una configuración y aerodinámica que le permite mantener su posición durante largos períodos con el mínimo consumo de energía.

La Universidad reclama apoyo y que se facilite la utilización del aeropuerto