miércoles 28/10/20
Ayudas al estudio

Los universitarios disponen ya de la mayor oferta de becas en una década

La cuantía de la dotación se incrementa en un 22% y se flexibilizan los actuales requisitos
Estudiantes en una biblioteca universitaria. RAMIRO

El plazo de presentación de solicitud de becas y ayudas al estudio para el curso 2020-21 de la convocatoria del Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP) y el Ministerio de Universidades permanecerá abierto hasta el 1 de octubre, para no universitarios, y hasta el 15 para universitarios.

La cuantía de estas becas y ayudas ha subido este curso un 22% hasta alcanzar los 1.900 millones de euros, en lo que constituye el mayor incremento en una década, según informó ayer la Universidad de León en un comunicado.

También se han introducido cambios en los requisitos académicos y en los umbrales de renta de los solicitantes, todos ellos encaminados a que las ayudas lleguen a los estudiantes que más las necesitan.

Accesos
Se actualiza el umbral de renta más bajo y se reduce la nota al aprobado

Además, y para facilitar la tramitación, el MEFP ha creado una nueva web informativa, intuitiva y de fácil acceso, que se puede consultar desde cualquier dispositivo electrónico. El portal ( https://www.becaseducacion.gob.es ) recoge los tres tipos de becas y ayudas a los que pueden optar los alumnos.

Cada tipo dispone de un apartado informativo, en el que se detallan los requisitos, los plazos, las cuantías y cómo realizar la solicitud. Se resuelven también otras dudas, como por ejemplo cómo hacer una reclamación.

Para beneficiarse de este tipo de becas y obtener una ayuda para los estudios, el primer requisito que se debe cumplir es el de estar registrado en la sede electrónica del Ministerio de Educación y Formación Profesional, para así poder rellenar el formulario de solicitud online.

Incrementos
La beca básica se incrementa, también, y pasa de los doscientos a los trescientos euros

En la convocatoria 2020-2021 se han introducido una serie de novedades que afectan a los requisitos o a las cuantías de las becas, que están destinados a facilitar el acceso a las ayudas; hay una reducción en los requisitos académicos. Un aprobado obtenido en el curso anterior será suficiente para optar a una de estas ayudas para el próximo curso. La nota se reduce del 5,5 al 5 para acceder a las ayudas, en las enseñanzas no universitarias. En estudios universitarios de grado bastará con tener aprobado un porcentaje estipulado de créditos, y se elimina la nota media exigida hasta ahora.

Se registra un aumento de la inversión estatal en becas. El presupuesto ha subido en 386 millones de euros, lo que supone un incremento total de inversión en becas del 22%, hasta alcanzar los 1.900 millones de euros.

Hay un cambio de umbral; en esta convocatoria se ha actualizado el nivel de renta más bajo para favorecer que un mayor número de estudiantes en condiciones de riesgo económico puedan acceder a una beca completa. Con el cambio los estudiantes con menos recursos económicos pasan del umbral 2 al umbral 1 y accederán a la cuantía fija ligada a la renta.

Incremento de las cuantías fijas de las ayudas. Dentro del apartado económico, recibirán un aumento de 100 euros aquellos estudiantes que obtengan una beca de residencia por estudios fuera de su propio municipio, al igual que los que se beneficien de la beca básica. La cuantía fija ligada a la renta familiar que obtienen los estudiantes del umbral 1, pasa de los 1.600 a los 1.700 euros. En el caso de estudiantes,no universitarios, que superan el umbral 1, pueden conseguir la beca básica que se incrementa de los 200 a los 300 euros. Para los que optan a estas ayudas, por cambio de residencia, el importe pasa de los 1.500 a los 1.600 euros, para allanar las concesiones ya comprometidas.

Los universitarios disponen ya de la mayor oferta de becas en una década