miércoles 5/8/20
Un patrimonio inmenso

UPL denuncia el abandono del patrimonio de las cajas y exige que la Junta lo controle

Los leonesistas vuelven a llevar a las Cortes la polémica sobre la falta de inventario de los bienes
Imagen de archivo de una de las exposiciones de pintura organizadas por Caja España. JESÚS F. SALVADORES
Imagen de archivo de una de las exposiciones de pintura organizadas por Caja España. JESÚS F. SALVADORES

La «dimisión» de la Junta de sus obligaciones de control y «el secretismo» de las extintas cajas de ahorro y sus sucesoras (bancos y fundaciones) sobre el inmenso patrimonio que estas instituciones reunieron en la Comunidad a lo largo de más de un siglo de existencia y labor financiera y social ha llevado a una situación de «falta de control absoluto» sobre la realidad y el destino de los innumerables bienes que forman ese patrimonio. Así lo denuncia la Unión del Pueblo Leonés (UPL), que desde el año 2009 ha presentado reiteradas preguntas y propuestas en las Cortes de Castilla y León para instar a ejercer el control sobre ese patrimonio. Ahora vuelve a hacerlo.

El motivo es la respuesta que el consejero de Cultura, Javier Ortega Álvarez, ha dado a la pregunta presentada por UPL sobre el inventario de los bienes de las cajas y su destino tras el proceso de rescate de las instituciones y absorción de los bancos por parte de otras entidades financieras (caso de Unicaja Banco con Banco Ceiss, heredero de Caja España Duero).

Ortega señala en la respuesta que a la Consejería de Cultura «no le consta solicitud para trasladar fuera de la Comunidad el patrimonio artístico y cultural de las antiguas cajas de ahorro de Castilla y León que se encuentra en poder de Unicaja Banco».

Y añade que «respecto al inventario del patrimonio artístico y cultural de las extintas cajas de ahorro, con independencia del valor patrimonial o no que puedan tener algunas piezas, se trata de bienes que no están sometidos a ningún régimen especial de protección desde el punto de vista del patrimonio cultural». Por lo que, indica el consejero, «se trata de bienes que no están sometidos a ningún régimen especial de protección desde el punto de vista del patrimonio cultural». Así que considera que «no hay obligación por parte de dichas entidades de remitir a la Consejería de Cultura ningún inventario, al igual que ocurre con muchas colecciones privadas».

La respuesta de Cultura
La consejería considera que los bienes de las cajas no están sometidos a ningún régimen de protección

Desde UPL su procurador en Cortes, Luis Mariano Santos, advierte de que después de diez años de insistencia para intentar proteger este patrimonio «se cumplen muchas de las malas previsiones que habíamos realizado». De hecho, considera que la respuesta del consejero pone de manifiesto que «la Junta no mantiene ningún tipo de control sobre los bienes histórico-artísticos muebles de las antiguas cajas».

Una situación que, lamenta, no es nueva: «Durante 35 años la Junta ha dimitido de sus responsabilidades y ha demostrado su nulo interés por preservar el patrimonio de las cajas de ahorro».

De hecho, apunta que estos bienes debieron ser censados en su día como colecciones privadas dispersas por los locales de las cajas, o como colecciones en archivos, bibliotecas y museos de su titularidad. «Los inventarios debían estar en poder de la Junta para controlar, según establece la legislación, su conservación, traslado e incluso venta».

Responsabilidades
UPL denuncia que la Junta «ha dimitido de sus responsabilidades» y tiene «nulo interés»

El procurador denuncia además que a lo largo de todos esos años las cajas también incumplieron la normativa de Patrimonio, «lo que ha derivado en problemas como el que ha aflorado el pleito que mantienen Fundos y Unicaja sobre la propiedad de miles de obras de arte».

La UPL disiente de la respuesta del consejero sobre la obligación de control que debe de realizar la Junta, que «tiene a su disposición los mecanismos legales para ejercer ese mayor control». Y advierte de que el Gobierno autonómico permitió a las cajas no cumplir con la Ley de Patrimonio Histórico, «como ahora hacen sus fundaciones sucesoras», al no haber inventariado y comunicado a la Junta sus principales fondos patrimoniales.

«La dejación de la Junta adelanta el expolio y el abandono de tan rico patrimonio», señala el procurador, que ante esta «falta de control de grandes colecciones que se dispersan» presenta una nueva batería de preguntas en las Cortes de Castilla y León.

UPL denuncia el abandono del patrimonio de las cajas y exige que la Junta lo controle