martes 07.04.2020

UPL subraya los perjuicios del parón de la obra de Adif

Los leonesistas afirman que las vías «estrangularán» barrios

Desde el grupo municipal de UPL en el Ayuntamiento de San Andrés del Rabanedo reiteran su denuncia respecto a las obras de permeabilidad que Adif y el Ministerio de Fomento están realizando en el municipio porque «están paradas». Es un hecho por todos conocido «que las vías del tren estrangulan» varios barrios de San Andrés del Rabanedo, y tras largos años de luchar por el soterramiento de esas vías, encabezado por UPL desde 2003, los gobiernos nacionales «obligaron a los vecinos a conformarse» con unas obras alternativas a ese soterramiento, consistentes en el nuevo vial desde la rotonda 3 de abril hasta la calle Los Nogales, la nueva pasarela peatonal en la zona de Miguélez, la adecuación de los pasos inferiores de la calle Príncipe y la remodelación del paso con ascensor de la calle Limonar de Cuba.

Algunas de esas obras comenzaron hace más de un año, y hoy denuncian que llevan meses paralizadas. En concreto el nuevo vial, según los plazos iniciales, debía estar ya en funcionamiento, y lo único que hay son unas plataformas de hormigón a ambos lados de las vías y un escaso movimiento de tierras, lo que trae consigo que tengan que seguir esperando por una infraestructura que es totalmente necesaria «no solo para nuestro municipio, sino también para todo León y su alfoz», señala la formación en un comunicado.

Sobre la problemática de esta obra, afirman que ya llevan mucha tinta escrita y muchas reflexiones y peticiones hechas tanto al gobierno municipal como al de la nación. «El nuevo vial que en un principio se nos vendió como que iba a unir las rotondas de San Juan de Dios con la del Ayuntamiento, resultó que solo llegaba hasta la calle Los Nogales, muriendo luego en una carretera que solo tiene dos carriles, uno por sentido, y que carece de aceras». «Y para más Inri, ese vial solo nacerá con un carril por sentido, lo que parece totalmente anacrónico que en el siglo XXI se realicen obras a medias», añade UPL.

Sobre la pasarela peatonal de la zona de Miguélez, «no es adecuada para el tránsito de personas, de ahí la decisión de demolerla y realizar otra, pero ni siquiera está comenzada, con el peligro que conlleva, lo que hace que los peatones caminen por el carril bici de la calle Párroco Pablo Díez, que lógicamente no está pensado para peatones, sino para bicicletas».

Todo esto les hace sospechar que el problema viene por «el fiasco que ha resultado ser» el puente sobre las vías de la calle Párroco Pablo Díez, que no da ni la anchura ni la altura adecuada para que pase el AVE por debajo, pues no cumple las medidas de seguridad que exige la Comunidad Europea.

UPL subraya los perjuicios del parón de la obra de Adif