lunes 26.08.2019

Los urbanistas eligen León y Lérida como ciudades del futuro por su calidad de vida

Expertos en sostenibilidad debaten en Madrid sobre las nuevas urbes «conectoras» de territorios en España.
Los urbanistas eligen León y Lérida como  ciudades del futuro por su calidad de vida

manuel c. cachafeiro | león

Los mejores expertos de España han elegido a Lérida y León como las dos ciudades de tamaño intermedio que más crecerán en el futuro. No tanto en habitantes, al modo de las grandes urbes, sino como elección de quienes quieran combinar calidad de vida, nuevas tecnologías y cercanía a los grandes centros económicos.

La idea fue lanzada la semana pasada por el director de la revista Ciudad Sostenible y coordinador del Foro de Ciudades de Madrid, Carlos Martí, en un acto organizado por la Agencia Efe y Ecovidrio para hablar de uno de los grandes retos de las nuevas generaciones. Las grandes megápolis, en su opinión, han llegado a un tope y lo que más crecerá en el futuro serán las ciudades «conectoras para vincular territorios, que en España son León y Lérida», afirmó Martí.

«León —explica en declaraciones a este periódico— es un gran ejemplo de ciudad intermedia que, por su tamaño y dimensión, no ha perdido la «escala humana» de su espacio urbano a la vez que ofrece todas las garantías de servicios públicos y coberturas a sus ciudadanos (movilidad, empleo, sanidad, educación, ocio, cultura...)».

Las ciudades intermedias, según este experto, tienen la capacidad de ser «ordenadoras del territorio», ya que su influencia real va más allá de su «mancha urbana».

Y es que en las ciudades intermedias es más factible alcanzar parámetros de sostenibilidad urbana, por ejemplo aplicando estrategias para combatir el cambio climático, potenciando modos de transporte no contaminantes (dada su escala y dimensión), promoviendo el consumo de proximidad y generando relaciones humanas. Además, en las ciudades intermedias «existe por lo general más capacidades para tomar decisiones con mayor agilidad, si lo comparamos con las megaciudades», añade este experto.

Por eso las ciudades del futuro deberán combinar tecnología con sostenibilidad, disponer de nuevas competencias y optimizar su tamaño para poder ofrecer servicios adecuados a sus habitantes, según las conclusiones de los expertos que participaron en el foro.

La sostenibilidad urbana. es una de las principales preocupaciones en cuanto a desarrollo sostenible a nivel global, como quedó demostrado con la Declaración de Quito (Ecuador) que hace una semana fijaba la Nueva Agenda Urbana adoptada por los estados miembros de las Naciones Unidas en la Conferencia sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible Habitat III.

La mitad de la población mundial -cerca de 4.000 millones de personas- vive hoy en zonas urbanas y el porcentaje sigue en ascenso -para 2050 se espera que sean casi 8.000 millones- pero «en España estamos hablando ya, en este momento, de un 80 % de población urbanizada», indicó Roberto Sánchez, director general de innovación y promoción del Ayuntamiento de Madrid. Estas cifras obligan a las corporaciones municipales a esforzarse para aplicar todo tipo de avances tecnológicos con el objetivo de «poner la ciudad al servicio de los ciudadanos».

Los urbanistas eligen León y Lérida como ciudades del futuro por su calidad de vida