sábado 27/2/21
Ingeniería

Uruguay moderniza sus principales arterias con 800 M€ y sello leonés

El estudio ATP Ingeniería de Alberto Pérez se encargará de renovar medio centenar de puentes
sELLO LEONÉS
El ingeniero en su estudio de León con una de las maquetas de un puente realizadas con una impresora 3D. MARCIANO PÉREZ

La gran apuesta de Uruguay para modernizar este pequeño pero rico país sudamericano llevará sello leonés. El estudio de ingeniería ATP que encabeza Alberto Pérez Armiño participa, junto a empresas españolas, en proyectos que superan los 800 millones de euros y que implican vertebrar el territorio uruguayo con infraestructuras del siglo XXI.

En concreto, la mano del ingeniero leonés será la responsable de diseñar y actualizar el casi medio centenar de puentes que salvan ríos tan emblemáticos como el Grande, el Vera o Aguas Sucias en los corredores viales denominados Circuito 3 y Circuito 5, de la mano de las empresas Copasa y Aldesa. Se trata de más de 800 kilómetros de carreteras que cruzan de este a oeste y de forma transversal el país. El Ministerio de Transportes y Obras Públicas del Gobierno de Uruguay valoró los proyectos porque consiguen transformar un firme fatigado en viales de vanguardia con una capa de gran capacidad de soporte y con múltiples beneficios medioambientales, técnicos y económicos.

En esa línea, el leonés Pérez Armiño mejorará los puentes de ambos corredores con soluciones técnicas novedosas que ahorran material y costes, pero que incrementan la seguridad y la vistosidad de los pasos. De hecho, el ingeniero acumula varios premios de puentes y estructuras, además de un bagaje profesional de casi tres décadas.

Sello de autor
Sus obras se distribuyen por toda España y parte de Europa, entre ellas más de cien puentes en Asturias

Montó su estudio en León con sólo 26 años, tras presentarse ante el Ministerio de Fomento para reivindicar un puente mejor para León que el que estaba planteado para salvar el Bernesga junto a la Plaza de Toros. «No fue un procedimiento muy cartesiano, nadie me había invitado, pero fui a Madrid con un proyecto más ambicioso para ese puente porque me parecía muy pobre el que había para León, me escucharon y lo aceptaron. Con el dinero de esa primera obra abrí ATP», recuerda. Ese mismo empuje, pericia verbal y técnica, le llevaron a presentarse en la caseta de obra de la autovía León-Burgos cuando se acometía el tramo Santas Martas-Burgo de Ranero y en Valladolid, para ofrecer su colaboración. Como resultado, le adjudicaron los 50 puentes de la A-231 por la que cada año circulan tres millones de vehículos. Las soluciones atirantadas sobre el Pisuerga, que fueron premiadas, le aportaron repercusión nacional en un momento en que sólo figuraban estudios de puentes y estructuras en Barcelona y Madrid. «Me peleaba, con toda la humildad del mundo con los catedráticos de estructuras, criticaba sus soluciones por el gasto de material y les proponía mis ideas. Era joven y pobre, así que me tenía que pelear más, luchar mucho mis propuestas, que fueron abriéndose camino porque ahorraba mucho dinero, acero y hormigón», explica. Su sello de autor, que ahora cruzará el Océano Atlántico, se rastrea por toda España y parte de Europa.

Alberto Pérez, en una visita para revisar los puentes de Uruguay que actualizará. DL
Alberto Pérez, en una visita para revisar los puentes de Uruguay que actualizará. DL

Uruguay moderniza sus principales arterias con 800 M€ y sello leonés
Comentarios