miércoles. 17.08.2022

Pese a que los partidos de la oposición ven con buenos ojos la iniciativa de Burgos, la realidad es muy distinta entre ambas ciudades. Fuentes expertas en urbanismo consultadas por este diario consideran complicado llevar a cabo una propuesta parecida a la de Burgos, ya que la mayoría del suelo en la capital leonesa es de uso residencial. «La estructura de Burgos es muy diferente a la de León y eso lo complica. Además, todo lo que esté ya concedido se atiene a norma, con lo cual no podría cerrarse y puede ser peor el remedio que la enfermedad ya que estarían dando un gran valor a lo que ya está abierto ahora mismo», exponen. Las zonas con suelo de uso industrial se desplazarían a Vilecha, Onzonilla o una parte de Puente Castro, y es parece difícil barajar la opción de que los locales de apuestas se trasladen a dichas ubicaciones.

Por otra parte, el Procurador del Común emitía en noviembre una resolución en la que manifiesta que la distancia mínima podría ampliarse «a otros lugares de permanencia habitual de menores y otras personas vulnerables, tales como espacios de tiempo libre, centros culturales, polideportivos, áreas de recreo cerradas o al aíre libre o áreas comerciales». A mayores, el procurador Tomás Quintana López, insta a los órganos competentes de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades a adoptar medidas de tipo reeducativo e informativo que eviten el contacto del menor con los juegos y las apuestas. También demanda concienciar y sensibilizar sobre los riesgos de la ludopatía, valorar el conflicto desde el punto de vista socio-sanitario con protocolos de actuación o que la Administración autonómica se mantenga en contacto con todo el ámbito asociativo implicado en la prevención y tratamiento de las adicciones, entre otras.

El uso de los suelos, factor clave; el Procurador reclama seriedad