viernes 21/1/22
Transporte

Usuarios del tren a Madrid exigen más frecuencias, un Avant y billetes baratos

Denuncian que solo hay un AVE a primera hora para ir a Palencia, Valladolid o Chamartín

Los recortes que afectan al servicio de viajeros de la línea de tren a Madrid, que conecta también con Palencia y Valladolid, obligan a decenas de leoneses a realizar cada día el trayecto en coche para acudir a su puesto de trabajo. No hay muchas más opciones. La oferta de Renfe deja en la periferia ferroviaria a la provincia.

Entre semana solo hay un AVE a Chamartín en toda la mañana. Sale de León a las 7.10 horas y llega a las 9.07. No ofrecen ningún servicio más hasta la una de la tarde, cuando arranca el Alvia, algo más económico, aunque no cubre las necesidades de la mayoría de usuarios que utilizan este tipo de transporte por motivos laborales.

Peor lo tienen los que viajan desde Ponferrada. El único convoy que les permite ahora enlazar con el AVE inicia su recorrido a las cinco y cuarto de la mañana. Quitaron el de las 6.11. La alta velocidad discrimina al Bierzo, que también ha perdido trenes de media distancia desde que estalló la pandemia.

En la periferia

La compañía ferroviaria eliminó el tren que conectaba Ponferrada y León a las 6.11 horas

Renfe defiende que en estos momentos no hay demanda suficiente y que prevén, al menos hasta que esté controlado el virus, un descenso importante en el número de personas que utilizan habitualmente este servicio. Por eso no ponen más frecuencias. Así respondió la compañía ferroviaria a uno de los escritos presentados por la leonesa Noemí Fernández, una de las afectadas, que reclama más trenes y un servicio tipo Avant que reduzca los precios del trayecto, «que es prohibitivo», denuncia esta administrativa que trabaja en Palencia.

«En estos momentos Renfe está reactivando poco a poco el acceso a la movilidad y, como el resto de operadores de Europa, está a la espera de ver cómo evoluciona la demanda en el futuro inmediato. La casi totalidad de los estudios que estamos realizando señalan que se va a producir, por lo menos en 2020 y 2021, un importante descenso del número de viajeros.

La respuesta

Renfe justifica la supresión de servicios por la caída en el número de viajeros en toda la línea

Caída motivada por el impacto de la bajada del PIB, el aumento del teletrabajo y otras causas como puede ser la preferencia por el vehículo privado a la hora de hacer desplazamientos de ocio, al menos hasta que haya una vacuna o tratamiento. Con todos estos elementos, y una vez iniciado el retorno a la nueva normalidad, Renfe está poniendo en marcha una progresiva y paulatina recuperación de los servicios ferroviarios y, como no puede ser de otra manera, va a ir reponiendo toda la oferta comercial que la nueva demanda requiera», trasladaron.

La respuesta, fechada el 21 de noviembre, no convence al grupo de afectados, «cerca de 150 personas que cogíamos cada día ese tren», revela Noemí Fernández, quien lamenta la «poca sensibilidad» de la compañía, que «debe ofrecer un servicio público» que no dependa solo de «criterios económicos», reclama. «Lógicamente si no hay tren no hay demanda», criticó, no sin antes señalar que únicamente les han dejado la opción de trasladare en coche, de «dos en dos para reducir costes», lo que implica —advierte— «un riesgo, sobre todo en invierno, y un aumento de la contaminación».

El AVlo tendrá que esperar

Mientras, el presidente de Renfe, Isaías Táboas, descartó ayer que el Ave de bajo coste, conocido como ‘Avlo’, vaya a lanzarse en el corto plazo como consecuencia del impacto de la crisis sanitaria.

Usuarios del tren a Madrid exigen más frecuencias, un Avant y billetes baratos
Comentarios