viernes 22/1/21
SUCESO

Un varón en silla de ruedas con motor atropella a una anciana y se da a la fuga

La víctima sufrió una fractura de peroné, lesiones en los codos y contusión craneal.

Un individuo discapacitado de entre 45 y 50 años de edad atropelló en la tarde del domingo a una mujer de avanzada edad y se dio a la fuga después, tras pasar con su motocarro disminufpor encima de la víctima a la que causó una fractura de peroné, lesiones en los codos y una severa contusión craneal por la que tuvo que ser asistida en el Complejo Asistencial Universitario de León, según informaron los familiares de la víctima.

Los hechos se produjeron en torno a las 18,30 horas del domingo. La mujer caminaba por la acera de Gran Vía de San Marcos, por la acera de los números impares y fue en el área del Hotel Quindós donde se produjo el atropello, en la esquina de enfrente.

De acuerdo a la versión que han puesto a disposición de la Policía Nacional tres testigos de los hechos, la silla de ruedas motorizada que conducía el discapacitado se acercó a gran velocidad a la mujer, que no pudo esquivarlo y sufrió el atropello.

El vehículo pasó por encima de la señora, que quedó tendida en el suelo, conmocionada por el impacto inicial y dolorida por partida doble tras pasar por encima el motocarro, que dejó marcadas las huellas de las ruedas en varios puntos del cuerpo de la víctima.

A causa del impacto, la mujer sufrió una fractura de peroné, dos erosiones importantes en los codos acompañadas de dos contusiones bastante severas y un golpe de consideración a la altura del cráneo, por lo que tuvo que ser evacuada de urgencia al Complejo Asistencial Universitario de León.

Una vez que se le practicaron las curas iniciales, sus familiares decidieron trasladarla al domicilio de una de sus hijas, habida cuenta de que se trata de una viuda que vive sola en la actualidad.

Denuncia a la policía

Superado el shock inicial por lo ocurrido, la familia decidió interponer la correspondiente denuncia en la Comisaría de la Policía Nacional de la capital y en las propias dependencias de Villabenavente hicieron constar lo ocurrido y aportaron el contacto de los testigos que presenciaron lo sucedido.

De acuerdo a su testimonio, los investigadores llegaron a la conclusión de que la persona a la que se busca es un impedido que se desplaza en silla de ruedas motorizada, que tiene una particularidad física que le obliga a llevar el cuello ladeado la mayor parte del tiempo y que suele tener la mirada «como extraviada» en sus quehaceres habituales.

La peculiaridad del caso radica en que, de ser el autor del atropello la persona de la que sospecha la Policía, no se le podría hacer responsable de lo sucedido, aunque se buscaría la fórmula para que su seguro se hiciese cargo de las responsabilidades derivadas del atropello, siempre según los familiares de la víctima del accidente.

Un varón en silla de ruedas con motor atropella a una anciana y se da a la fuga