domingo. 03.07.2022

Con apenas una de las tres iniciativas de 2021, la iluminación de los pasos de peatones de Mariano Andrés, «a puntísimo de finalizar» y el resto todavía en fase de contratación después de un año, el concejal de Participación Ciudadana, Nicanor Pastrana, presentó ayer los proyectos salidos de la fase de votación del plan de presupuestos participativos 2022. La «segunda experiencia de democracia directa», como ensalzó el edil, repartirá 600.000 euros en cerca de media docena de iniciativas que se ordenan en función de las votaciones, en las que intervinieron 414 personas. Hasta donde llegue el dinero, se atenderán las peticiones, y el resto quedarán aparcadas.

El sistema de elección sí que garantiza al menos una intervención para cada una de las pedanías. Con una factura total de 100.000 euros, habrá disponibilidad presupuestaria para atender a las propuestas planteadas desde las juntas vecinales. En Armunia se colocará «una escultura artística de Esteban Tranche en la rotonda la plaza de España; en Oteruelo de la Valdoncina se arreglarán y acondicionarán caminos en los parajes el Valle y Valdejón «con acceso a la rotonda del matadero con una capa de doble riego»; y en Trobajo del Cerecedo, donde los apoyos doblaron al resto, se reformarán los «caminos como el del cementerio y se pondrán bancos», según citó el concejal de Participación Ciudadana.

El segundo bloque, dotado con 200.000 euros, atenderá a las propuestas presentadas por los colectivos vecinales. En esta categoría, el proyecto más votado fue el firmado por la federación de asociaciones de vecinos Rey Ordoño II para «hacer proyectos de iluminación ornamental de los edificios históricos de la ciudad repartidos en distintos barrios, hasta 15», describió Pastrana. Por detrás, quedaron la petición de La Palomera San Mamés para la «reposición, arreglo y repintado de bancos del barrio y colocación de nuevos». Como tercera, en una categoría en la que no hubo más propuestas, quedó la apuntada por el colectivo de Cantamilanos para «instalar unos bancos instalados en corro para distintos puntos de la ciudad para favorecer la interacción».

Los 300.000 euros restantes quedan para las propuestas de los vecinos. La más votada, con 87 apoyos, como apuntó Pastrana, fue la instalación de «dos girasoles solares en las zonas de los huertos de La Candamia y el coto escolar», que se estima que tendrá un coste de 58.000 euros. Por detrás de este proyecto se repartirán el resto «hasta agotar la partida» de acuerdo al orden en el que quedaron en la votación: un skate park en La Granja, que tuvo 59 votos; la puesta en valor de la muralla con señalética y códigos QR y ruta oficial, con 58; la iluminación de la calle peatonal que hay entre Antonio Vázquez y Campos Góticos, con 54; la instalación de baños públicos en distintos puntos de la ciudad, con 51; y el arreglo de los vestuarios del polideportivo La Palomera, con 25. Aunque el propio concejal no supo concretar «si llegará para los seis» o habrá para seguir con los demás proyectos que quedaron a la zaga: el arreglo del salón de actos del CHF, la puesta en valor para convertir el parque de Quevedo en un referente de educación ambiental, la mejora de la mediana de Fernández Ladreda con árboles en lugar de jardineras y la ampliación de la zona ajardinada de Campos Góticos y la calle Atenas.

Los vecinos eligen: bancos, caminos, iluminación artística y girasoles solares
Comentarios