jueves. 30.06.2022

Los vecinos ponen luz artística a los edificios históricos de los barrios

El proyecto elegido por la federación apunta 15 inmuebles en los que instalar iluminación ornamental
                      El auditorio Ciudad de León se incluye en el plan. MIGUEL F. B.
El auditorio Ciudad de León se incluye en el plan. MIGUEL F. B.

Cada vez que les han dado voz, los vecinos han pedido luz. Si el año pasado se centraron en la propuesta para dotar a los pasos de peatones de un sistema de alumbrado especial que alerte en la cercanía de los vehículos, en la avenida Mariano Andrés, una de las que peor luminosidad se ha demostrado que tiene, en esta ocasión este año se centra en plantear la iluminación artística de los edificios históricos repartidos por la ciudad. El proyecto, ratificado por los Presupuestos Participativos, contará con una partida de 100.000 euros como máximo para cumplir con la iniciativa defendida por la federación de asociaciones vecinales Rey Ordoño II.

El objetivo, como se reseña en el plan entregado en el Ayuntamiento, pasa por «potenciar la iluminación de las fachadas de los edificios y otros elementos históricos de la ciudad con el fin de impulsar el entorno artístico en que se encuentran y resaltarlos arquitectónicamente». La propuesta incide en que, con estos nuevos elementos ornamentales, los inmuebles podrán «servir de atractivo turístico y formar parte de la personalidad de nuestra ciudad».

El argumentario descrito por la federación abunda en que «se pretende revalorizar las fachadas de una serie y jerarquizar varios edificios emblemáticos de la ciudad. El listado que aportan los vecinos apunta 15 inmuebles en los que fijar la nueva iluminación artística. La enumeración cita nueve edificos religiosos: las iglesias de San José de las Ventas, San Juan y San Pedro de Renueva, San Francisco de la Vega, Jesús Divino Obrero, Armunia, San Marcelo, San Claudio y Santa Marina la Real, además del convento de los Padres Capuchinos. Como remate se anotan otros seis edificaciones civiles: el actual IES Claudio Sánchez Albornoz, antigua Normal, la vieja iglesia de Puente Castro, ahora convertida en sede del Museo de las Tres Culturas, el centro municipal Padre Isla, el auditorio Ciudad de León y el Archivo Histórico Provincial, a los que se añade el puente de San Marcos para el que ya se había aprobado una partida.

Sobre esta relación tendrán que afinar ahora los técnicos municipales, en coordinación con los portavoces de la federación, qué modelo de iluminación ornamental se ejecuta. La elección determinará cuántos de los 15 edificios pueden atenderse con la partida de 100.000 euros, marcada como tope dentro de las bases de los Presupuestos Participativos. A la espera de resolver estas condiciones, los vecinos recalcan que la iniciativa deberá servir para «destacar los valores arquitectónicos e históricos de los edificios» mediante el manejo de « las luces y sombras». «Para eso se prevé la colocación de proyectores direccionales equipados con lámparas de distinta potencia que orienten la luz, principalmente hacia las fachadas, para jugar con los claroscuros», explican.

No son las únicas condiciones. Los vecinos reclaman que tengan «un consumo de energía limitado, que erradique definitivamente del panorama de nuestras ciudades la imagen de un monumento bombardeado por luz que lo descontextualiza de su entorno y lo hace aparecer como un ectoplasma que surge del vacío».La propuesta recomienda además el «empleo de temperaturas de color cálidas» y avisa de que se asuma que «a la iluminación ornamental no se le pueden aplicar las reglas de la iluminación urbana y, por tanto, puede emitir flujo hacia el hemisferio superior, siempre y cuando se respeten toques de queda estrictos». Como último apunte se reseña que tienen que garantizarse que «cualquier equipamiento colocado sobre el edificio cumple dos condiciones: ser reversible y de día quedar oculto a la visión».

Los vecinos ponen luz artística a los edificios históricos de los barrios
Comentarios