domingo 19/9/21
SAN ANDRÉS DEL RABANEDO

Los vecinos de Los Tulipanes reclaman soluciones contra los inquilinos ilegales

Exigen acabar con una rutina de basuras, ruidos y robos
Los pisos ocupados por los desalojados de Las Lomas hace tres años están llenos de basuras, al igual que las zonas comunes del inmueble, donde en 2015 hubo un incendio. DL/JESÚS

p. infiesta | san andrés

Decenas de basuras esparcidas en habitaciones, trasteros y escaleras, paredes manchadas, zonas comunes arrasadas con bombillas y felpudos que desaparecen, ruidos de día y jaleo nocturno. Son sólo algunas de las consecuencias que soportan desde hace tres años los vecinos de la calle Tulipanes, de Trobajo del Camino, tras la ocupación de 16 viviendas, al parecer, de forma irregular, según consta en múltiples denuncias.

La crisis impidió al constructor de esta manzana de inmuebles vender ese lote de pisos, que carecen de cédula de habitabilidad y aún así fueron alquilados por otras sociedades a muy bajo precio incumpliendo presuntamente la normativa. El edificio posee cuatro portales de planta baja más tres alturas y es de reciente construcción (2011). En los números 3, 5 y 9 residen una treintena de propietarios, mientras el número 7, en manos, finalmente, de una entidad bancaria (Cajamar), sigue habitado por numerosas familias, gran parte de ellas procedentes del desalojo de los chalés deshabitados de Las Lomas, según confirma la Policía.

Los otros vecinos han interpuesto sin éxito decenas de denuncias por ruido, suciedad y robos contra los moradores supuestamente irregulares, a los que acusan de haber «destrozado las viviendas, robado sus radiadores, sanitarios, cables y cerraduras». También señalan que «han metido galgos y pitbulls, está todo sucio y hay mucho movimiento, porque se dedican al menudeo y a la farándula», asegura uno de los afectados, que ha cursado varias quejas y ha hablado tanto con el ex alcalde popular Gregorio Chamorro como con la actual regidora, María Eugenia Gancedo, en busca de soluciones a la situación que viven.

El caso ha llegado a los tribunales, que han dictado el desahucio, aunque aún no se ha ejecutado y se desconoce en qué fecha se llevará a cabo. La medida se prevé conflictiva y complicada, y requerirá numerosos efectivos policiales. Mientras tanto, los vecinos afirman que están «desesperados, no podemos dormir, pasas miedo por lo que ves y oyes, y estamos rodeados de porquería. Parece que ellos tienen todos los derechos y nosotros ninguno, sólo aguantarnos», indican.

Los problemas de salubridad y convivencia han dificultado tanto la venta como el alquiler de estos pisos de nueva construcción. «Hasta que llegaron, éste era un barrio tranquilo, ahora la Policía está un día sí y otro también, pero pasamos miedo...», lamentan.

Incendio en un piso

De hecho, el año pasado un incendio calcinó una de las viviendas ocupadas. El fuego se inició en un sofá-cama de un tercer piso, y pudo ser sofocado en una hora por la intervención de los Bomberos, en colaboración con los efectivos de Protección Civil, la Policía Local y Nacional. Las llamas pudieron ser atajado antes de que se extendiera a otras zonas del edificio y causó heridas leves a uno de sus inquilinos al intentar desalojar enseres.

Los vecinos reconocen estar «hartos de marranadas y verbenas», y reclaman soluciones para «vivir con dignidad y tranquilidad, que ya es hora después de tres años de denuncias y quejas».

Los vecinos de Los Tulipanes reclaman soluciones contra los inquilinos ilegales