domingo 29/11/20

La venta de bonos al consumo deja en caja 170.000 euros al comercio

La venta de bonos al consumo impulsada por el Ayuntamiento de León y la Cámara de Comercio registra de momento 17.000 cupones expedidos, que suman en torno a 170.000 euros de facturación para las empresas adheridas al sistema. Es aproximadamente un 35% de la emisión que se había lanzado. «No es lo que esperábamos pero tampoco está mal», asegura José Manuel Alonso, responsable de Comercio en el Comité Ejecutivo de la Cámara de Comercio.

«Desde el 1 de julio que se inició la campaña se ha vendido aproximadamente el 30% de los bonos que se habían lanzado. Hay que recordar que la campaña dura hasta el día 31 de octubre», señaló Alonso.

Había 500.000 euros en bonos puestos a la venta y se han adquirido uno de cada tres, según la proporción de la organización de la iniciativa. «Hay establecimientos de textil, pero también de venta de libros y de material escolar que participan en la iniciativa, circunstancia que ponemos en conocimiento del público por el interés que pueda despertar», explicó el representante de Comercio de la Cámara.

Libros, material escolar, uniformes o ropa de invierno entran en este catálogo de posibles productos de adquisición.

SIEMPRE HAY ESPERANZA

«Siempre esperas que se consigan mejores resultados, pero un 35% de venta de estos bonos, creo que no está mal. Ayuda a los comerciantes y cada vez entran más tiendas porque ven un beneficio para sus negocios. Hay comercios que han tenido un nivel de ventas muy importante con estos cupones», recalca Alonso. «Quien los ha sabido manejar tiene cantidades importantes de venta que se añaden a la venta tradicional y aumentan sus cifras respecto a otros años».

Con todo, la Cámara de Comercio coincide con la Fele en que hay menos movimiento que el año pasado: «Casi todos los negocios tienen ya carteles de descuentos del 70% y de lo que se trata es de vaciar los almacenes para vender productos de última moda. Desde el primer día había unos descuentos muy importantes. Pero está el contra punto de los ertes y eso echa para atrás a la gente. No se compra aunque sean rebajas. El comercio está aguantando el impacto de lo que nos está llegando. Lo duro va a ser el otoño, porque ahora estamos en la calle y nos olvidamos de la realidad simplemente porque queremos ser felices».

La venta de bonos al consumo deja en caja 170.000 euros al comercio