martes. 29.11.2022

El pasado año fue muy negativo para la venta de coches, ya que se sufrieron pérdidas de alrededor del 25%, —la mayoría en vehículo nuevo—, a consecuencia de la crisis sanitaria y económica. De hecho en León sólo se matricularon 4.801 turismos y todoterrenos en 2020, una caída del 27%».

En el primer trimestre de 2021 y según Roberto Rodríguez, «se registró una caída cercana al 10% respecto al mismo trimestre del año anterior y muchos de los concesionarios han tenido empleados en Erte o han tenido que reducir la plantilla, por lo que las dificultades continúan».

A pesar de ello, los concesionarios oficiales de León esperan remontar, recuperarse y seguir afrontando e invirtiendo en la transición ecológica (vehículo eléctrico e híbrido) y digital en la que está inmerso el sector.

«La venta de coches había bajado un 10%»