viernes. 27.01.2023

Las ventas de turismos y todoterrenos de ocasión retrocedieron un 21,39% en la provincia de León el pasado mes, lo que redujo el número de coches de segunda mano vendidos a los 1.705. Un dato que va en consonancia al acumulado el año pasado, que se cerró con 17.964 transacciones, lo que supone cerca de un 11,5%. Estas cifras están en consonancia con la tendencia tanto nacional como autonómica. En Castilla y León, 2022 se cerró con la venta de 91.484 unidades, según datos de las patronales Faconauto (concesionarios) y Ganvam (distribuidores oficiales e independientes).

En el cómputo nacional, las ventas cayeron un 5,6% en el acumulado del 2022, llegando a las 1.885.553 unidades. De esta forma, el año pasado por cada vehículo nuevo se vendieron 2,3 usados. En diciembre, el mercado de segunda mano encadenó once meses de caídas, con un total de 191.077 turismos vendidos, un 9,3% menos. En un análisis por antigüedad, los datos ponen de manifiesto cómo la falta de stock de vehículo seminuevo marcó la tónica de este ejercicio. En concreto, las tensiones en la cadena de suministro han obligado a operadores de renting, empresas y alquiladoras a retener su flota más tiempo del habitual, dejando de nutrir de estos modelos jóvenes al mercado de ocasión.

En concreto, las operaciones con modelos de entre uno y tres años fueron las más afectadas. Así, sus ventas terminaron el ejercicio con un descenso del 20,4%, hasta situarse en las 128.636 unidades. En su caso, las ventas de turismos con menos de un año —que se desplomaron un 22,4% a cierre del mes pasado— cerraron 2022 con una bajada del 18%, concentrando el 6,6% del mercado.

La venta de coches de ocasión sigue a la baja ante la falta de seminuevos