domingo 29/11/20

La venta ‘online’ se dispara y obliga a realizar un esfuerzo adicional

Las grandes cadenas de moda marcan el camino del sector y han disparado su inversión en nuevos canales de venta para superar la crisis comercial. No es casualidad que Inditex eligiera la presentación de sus resultados trimestrales este verano, donde informó de sus primeras pérdidas desde la salida a bolsa (409 millones de euros), para anunciar la nueva estrategia online del grupo. El gigante gallego invertirá 1.000 millones en tres años para reforzar su estrategia digital, con la que espera aumentar las ventas a través de internet hasta el 25% del total en el 2022 –su facturación por el canal online se disparó un 50% el primer trimestre del año, y en abril un 95%–.

Si las grandes firmas de moda fían gran parte de su éxito a la omnicanalidad, las pymes «no tienen más remedio que ponerse al día, hay que hacer este camino», asegura Arancha Algás, directora general de Boboli y presidenta del clúster Modacc. Vender a través de internet, además de en tienda física, implica un importante gasto para las empresas, cambios internos y una afinada logística. «Pero las pequeñas y medianas compañías necesitamos invertir en ello también, porque los clientes ya acceden a través de los dos canales», añade Salgás.

La venta ‘online’ se dispara y obliga a realizar un esfuerzo adicional