jueves 26/5/22

Los veterinarios del Hospital de Ferral del Bernesga han logrado salvar al perro apaleado que apareció el pasado miércoles en Villaquilambre. Klaus, como lo bautizaron tras comprobar que no poseía identificación, se recupera poco a poco, bebe y tiene ganas de levantarse, aunque sus patas aún no responden.

Los voluntarios de la Protectora de Animales y Plantas de León lo encontraron con rotura de cráneo, mandíbula, el pómulo y el húmero. Las radiografías revelaron que, además, su cuerpo recibió numerosos disparos de perdigón. Le costaba respirar y no podía moverse. La alerta la dio el grupo Búsqueda de Animales y enseguida se activó el rescate del perro herido, que fue localizado por encima del cementerio de Navatejera con «mucha anemia y deshidratación», indicaron desde la Protectora. Los veterinarios creen que su recuperación será un proceso «largo y muy costoso» por el maltrato que recibió. Valoran que no fue un ataque de lobos o un atropello, «sino obra de salvajes de dos patas». Por eso la Protectora ha habilitado un número del Sabadell para colaborar en su tratamiento: ES03 2103 4200 3000 1200 4368.

Los veterinarios salvan al perro apaleado en Villaquilambre
Comentarios