miércoles 20/10/21
Los viajeros, ilesos

El viejo Alvia descarrila sobre las nuevas vías de la alta velocidad

El tren Madrid-Asturias se salió de carril en San Andrés, sin causar daños a los 40 viajeros
Técnicos de Adif sobre el punto del descarrilamiento. RAMIRO

El tren 04071 descarriló cuando dejaba atrás el pasillo urbano ferroviario de la capital leonesa; el Alvia Madrid-Gijón se salió de vía tras completar el cambio de carriles en la línea León-La Robla, en un tramo renovado a gusto de la alta velocidad. La incidencia no causó más perjuicios que los personales, sin daños para los cuarenta pasajeros que viajaban en el convoy a Asturias; todos los viajeros, ilesos, fueron rescatados del tren accidentado a través de las vallas de obra la altura de la calle Jesús Nazareno.

A las nueve y cuarenta minutos de la mañana se activó la alerta por el descarrilamiento del tren de viajeros que a diario cubre la conexión entre la capital de España y Asturias, tras completar la liturgia de rigor con la entrada a la estación leonesa y el retroceso por el fondo de saco; el último rodal se salió de raíl cuando la composición terminaba el salto entre vías, casi contiguo a la pasarela peatonal y con ascensor de la calle Limonar de Cuba, uno de los puntos míticos de la geografía ferroviaria que acordona la capital leonesa, a fuerza de aparecer entre las reivindicaciones de mejora de permeabilidad y movilidad para la zona. El convoy se detuvo a doscientos metros del lugar en el que se produjo el incidente.

Un ejército de técnicos con chalecos y uniformes reflectantes se echó de inmediato sobre la zona del accidente, para escanear cada milímetro del trayecto en busca de respuestas que den razones a la causa del descarrilamiento. Una zona de nuevo asiento, con traviesas de la última generación que se han desplegado durante el último año y medio en el tramo de León a La Robla, y que van a dar soporte a l paso de la alta velocidad que se prepara desde hace años para dar servicio a la Variante. Sobre ese tipo de traviesas se sujeta la solución del triple hilo, que va a permitir las circulaciones mixtas de viajeros y mercancías, con adaptación a todos los anchos y recursos de tracción de los convoyes. Balasto impecable, y enganches de la traviesa polivalente que reservan el cromado del día del estreno. En ese escenario ferrocarril recién puesto, los facultativos de Adif centraron la observación, revisión de estructuras y anotaciones de datos para elaborar el atestado en torno a los espadines del desvío de raíles, que deja a los trenes plena vía dirección a Asturias tras completar la circunvalación de León por la bifurcación Galicia.

Cierre de vía
En pleno pasillo urbano, en el cambio doble de Limonar de Cuba, el último rodal se salió del raíl

Para completar el parte de incidencias, al operativo de rescate de los pasajeros le sobrevino un segundo imprevisto; con los viajeros del Alvia ya a bordo, el autocar que los trasladaba hasta Asturias sufrió una avería cuando aún no había superado la localidad de Trobajo del Camino, en busca de la autopista.

El descarrilamiento del Alvia ocupó durante el resto de la jornada a los técnicos de Renfe en la recuperación del convoy; y obligó al cierre de la conexión con ferroviaria con Asturias. Media docena de enlaces de viajeros se completaron a través de transbordos; los mercancías de vuelta al Principado se apartaron a clasificación.

Adif estableció en las 20.08 horas de ayer la hora de reapertura del tráfico ferroviario.

El viejo Alvia descarrila sobre las nuevas vías de la alta velocidad