jueves 6/8/20
Villaquilambre

Villaobispo recupera su retablo con una ayuda de 10.000 euros

El retablo de madera y policromía está fechado en el siglo XVIII. DL
El retablo de madera y policromía está fechado en el siglo XVIII. DL

Adiós a la oxidación y al ennegrecimiento de las figuras talladas hace tres siglos. El retablo de la iglesia de Villaobispo ha recuperado parte de la frescura y tonalidad original, gracias a unas obras de rehabilitación iniciadas hace medio año y una subvención de 10.000 euros empleada por el Ayuntamiento de Villaquilambre para recuperar una «de las joyas más importantes del patrimonio municipal, fechada en el siglo XVIII», señalan.

Dorados y marmoleados vuelven a destacar en el conjunto escultórico, cuya estructura humilde de madera de pino y chopo se ha librado del ataque de los xilófagos. Las imágenes, de mayor calidad, se esculpieron en madera de nogal. Además, tras la ejecución de los trabajos de rehabilitación en la carpintería, el retablo se encuentra aplomado y firme, con anclajes modernos a la pared.

En lo referente al color, las policromías antiguas protegidas según el uso de la época con resinas naturales, habían derivado en oxidación y en un ennegrecimiento general, que agravaba el aspecto general. Tanto es así, que las imágenes del calvario del ático habían perdido sus rasgos faciales, ocultos bajo esas manchas.

Por eso fue necesario una intervención encaminada a devolverle la tonalidad original, para completar su buen estado de conservación. Esta intervención fue llevada a cabo integralmente por el centro de restauración del Obispado.

La antigua y única iglesia que posee Villaobispo de las Regueras cambió de cara en 2009, gracias a una rehabilitación integral para salvar los muros de tapial, evitar las humedades que ponían en riesgo la continuidad del edificio y colocar una nueva cubierta en el tejado. La reforma supuso un desembolso de 300.000 euros. El templo posee tipología tradicional con una planta de forma rectangular y dos cuerpos anexos, el pórtico y la sacristía, al Sur. Los añadidos sobre la construcción original se derribaron durante la rehabilitación, como el baptisterio y una construcción auxiliar, También se renovaron los pavimentos, los revestimientos y las instalaciones de fontanería, calefacción y electricidad, que se encontraban fuera de toda normativa vigente. La iglesia posee una superficie de 268,35 metros cuadrados y, aunque no se ha encontrado documentación sobre los orígenes del edificio, «se puede colegir que es arquitectura popular, utilizando las técnicas constructivas de la época, tapial y madera».

Villaobispo recupera su retablo con una ayuda de 10.000 euros