martes 24/5/22

Los médicos, enfermeros, auxiliares, administrativos... han sido, son y serán esenciales en la lucha contra el covid y como paragüas protector frente a una enfermedad que llega en oleadas y que en esta sexta tanda vuelve a hacer mella tanto en su salud como en su carga de trabajo.

Según los datos facilitados por el departamento de Salud Laboral, 115 profesionales de atención primaria y hospitalaria de los casi 6.500 que trabajan en el área de León están actualmente de baja por coronavirus (249 en seguimiento, según el Portal de Transparencia de la Junta), lo que avala la mayor expansión en los contagios que está provocando ómicron, la variante que se ha convertido en la preponderante, ya que a mediados de diciembre el virus doblegada a 85 sanitarios, una treintena menos.

Desde el inicio de la pandemia, 1.802 sanitarios de León han resultado positivos. El grupo profesional más afectado lo constituyen las enfermeras (583), seguido de los auxiliares sanitarios (370) y los médicos (325).

Otra diferencia de la sexta ola es que a la situación de bajas se suman las vacaciones de parte de la plantilla, lo que ha mermado los efectivos sanitarios y se ha intentado solventar con una adaptación funcional del Complejo Asistencial Universitario de León (Caule) para lograr, sobre todo, manos enfermeras con la clausura de una de las tres plantas de cirugía, la novena del Princesa Sofía, que ha permitido reubicar a sus catorce profesionales en otras necesidades del Hospital.

El propio consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, ha solicitado a las gerencias territoriales que «respeten al máximo el descanso y las vacaciones de los profesionales sanitarios, muy cansados tras dos años de pandemia». También les ha pedido la tramitación de planes de contingencia, por la «importancia tanto cuantitativa como cualitativa» en el número de bajas que se están produciendo, según indicó. Y, además, el Ejecutivo autonómico trabaja en poner en marcha «lo antes posible» la tramitación de las bajas laborales de covid a través de la aplicación Sacyl Conecta.

En ese sentido, el consejero reconoció que el elevado número de solicitudes de incapacidad temporal de los trabajadores, causadas por el coronavirus, es un tema que preocupa al Ejecutivo autonómico, por lo que apuntó que se trata de «agilizar» para que se puedan tramitar de forma telemática.

Vázquez reconoció que la medida permitirá «descargar» de actividad burocrática a los profesionales de Atención Primaria. También se refirió a las labores de los rastreadores que continúan con su trabajo de llamar por teléfono a los contactos de las personas contagiadas por covid pero subrayó que en la situación actual, con una alta transmisión comunitaria, es mucho «menos efectivo».

De ahí que la Consejería de Sanidad solicite a la población que pueda colaborar con el rastreo y así acortar los plazos de aislamiento y cuarentena de las personas con las que han estado en contacto. «Lo que interesa es cortar las cadenas de transmisión y el nivel de rastreo oficial no es igual en una situación epidemiológica más baja que la que tenemos ahora», añadió.

Los profesionales sanitarios que se encuentran en situación de aislamiento o enfermos por infección de covid no paran de crecer en el conjunto de la Comunidad y en la última semana crecieron de 1.009 a 1.495 de los 44.000 que trabajan en las nueve provincias. La Junta ha contratado a 1.832 profesionales por incapacidad temporal asociada al coronavirus, de los que 93 corresponden a médicos, 466 a enfermeros, y 247 a celadores. En el lado positivo, en León ya se ha dado el alta a 1.553 profesionales desde el inicio de la pandemia.

El virus incrementa en quince días la cifra de afectados en Sanidad, con 115...
Comentarios