domingo 24/1/21
Situación laboral

El volumen de trabajo cayó hasta un 28,1% en el sector servicios por las restricciones

La actividad bajó también en agricultura, construcción e industria, aunque no tanto como en hostelería y comercio
La pandemia se llevará por delante a un tercio de los comercios de León, según calculan desde el sector. MARCIANO PÉREZ
La pandemia se llevará por delante a un tercio de los comercios de León, según calculan desde el sector. MARCIANO PÉREZ

La pandemia ha impactado de lleno en el mercado laboral de la provincia, dejando un reguero de damnificados, sobre todo del sector servicios, el más golpeado por la crisis sanitaria y el que más peso tiene en la economía local.

Muchos negocios cerrarán el próximo año, como advierten desde las diferentes asociaciones empresariales. Algunos ya lo han hecho. Se calcula que un tercio no sobrevivirá al covid. Eso significa que más de 3.000 establecimientos, entre comercios y hostelería, bajarán la trapa para siempre.

Afectaría a más de siete mil leoneses, aunque los efectos pueden ser incluso peores si no se levantan cuanto antes las restricciones a los bares y restaurantes.

Impacto

La provincia registró casi dos millones menos de horas trabajadas a la semana por culpa del covid

De momento, el número de horas trabajadas por todos los ocupados en los primeros seis meses del año se desplomó, como consecuencia del coronavirus, un 16,8% en la provincia.

La caída fue todavía más pronunciada si solo se atiende al segundo trimestre, cuando seguía activo el estado de alarma y la población aguardaba confinada la evolución de la pandemia.

En ese periodo se perdieron el 25,4% de las horas facturadas a la semana en todos los sectores, pero en el de servicios, el que peor lo está pasando, alcanzó el -28,1% en relación al mismo periodo de 2019.

Eso supone que los empleados asociados a esa actividad trabajaron 1,12 millones de horas menos cada semana durante los meses de abril, mayo y junio. Por aquel entonces había más de 22.000 leoneses afectados por un expediente de regulación temporal de empleo.

En total, se han perdido en los seis primeros meses del ejercicio casi dos millones de horas, contabilizando la agricultura, la industria, la construcción y los servicios. Bajó en los cuatro.

Ertes

El cierre de bares y restaurantes deja a 4.805 leoneses afectados por un expediente

Así se desprende de la respuesta que dio el propio Gobierno a la pregunta que registró en el Congreso la diputada del PP María del Carmen González Guinda, que también reclamó información sobre el número de empresas que estaban activas en febrero de 2020, sobre las que han cesado la actividad y respecto a las que solicitaron un expediente de regulación temporal de empleo, aunque en estos casos la Administración central no dispone de estadísticas mensuales.

Si bien, el recuento que hace la Junta, cada siete días, refleja un escenario laboral diferente al que se dio en los meses más duros de la pandemia. Muchas empresas han dejado de recurrir a los Ertes porque han recuperado buena parte de la actividad o, la mayoría, porque no quieren hipotecar los despidos otro medio año.

4.805 empleados y 1.385 compañías

De todas formas, el cierre parcial de la hostelería, que solo puede servir a domicilio o bajo pedido previo desde el pasado viernes 6 de noviembre, ha disparado en la provincia el número de trabajadores afectados por un expediente. León tenía el día antes de que entrara en vigor esta restricción a 1.500 personas y a 342 empresas involucradas.

Hoy, esa cifra se eleva hasta los 4.805 empleados y 1.385 compañías. Nada que ver con los más de 22.000 leoneses que en abril, cuando la población estaba encerrada, vieron reducida su jornada de forma total o parcial para mitigar los efectos de la pandemia en la cuenta de resultados.

También se ceba con estas dos actividades el paro, que asfixia, según los datos publicados en noviembre, a 31.914 leoneses, 834 más que un mes antes. Donde más creció, otra vez, fue en el sector servicios, que añadió otros 507 desempleados para alcanzar los 21.434 parados en total.

El confinamiento, las restricciones a la movilidad y el cierre parcial de miles de negocios han desplomado el consumo y anuncian un principio de año muy complicado, según advierten tanto desde el mundo empresarial como desde las organizaciones sindicales.

De hecho, algunas empresas ya han empezado, incluso, a devolver las bonificaciones de los primeros expedientes de regulación temporal de empleo para poder despedir cuanto antes si los números siguen sin salir.

El volumen de trabajo cayó hasta un 28,1% en el sector servicios por las restricciones