jueves. 07.07.2022
                      Aspecto que mostraban las retenciones pocos instantes después del vuelco. RAMIRO
Aspecto que mostraban las retenciones pocos instantes después del vuelco. RAMIRO

El accidente sufrido por un camión de transporte de áridos provocó ayer importantes retenciones en los accesos a la autovía León-Valladolid, si bien a causa del vuelco no hubo que lamentar heridos. El accidente obligó a cortar el tráfico en el desdoblamiento de la N-601, en dirección de entrada a León, y desviar la circulación por Puente Castro. Asimismo se vieron afectadas por retenciones la LE-20 y las vías adyacentes.

El accidente se produjo cuando un camión que transportaba 24 toneladas de grava y arena sufrió el reventón de una rueda entre el Portillo y el puente sobre el río Torío lo que provocó el vuelco del vehículo.

El conductor y único ocupante resultó ileso. El tráfico se ha cortado en ese tramo desviando los accesos a León por Puente Castro. En el dispositivo de seguridad trabajaron nueve policías que calculaban que a media tarde se podría volver abrir la circulación con normalidad.Asimismo se desplazaron hacia el lugar servicios de limpieza para eliminar la carga que transportaba el camión, informó el Ayuntamiento de la capital.

Vuelco sin heridos de un camión junto a Carrefour