lunes 24/1/22
Un grupo de peregrinos camina por la zona de la Catedral en ruta hacia su albergue. FERNANDO OTERO

«Si no fuera por la quinta ola, el número de peregrinos en agosto por la provincia se aproximaría al de un año normal, con este panorama se quedarán en la mitad». Es cierto, enfatiza el presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago Pulchra Leonina, que el flujo de los que recorren la Ruta es mucho más elevado que en 2020. «Desde que empezó el buen tiempo en junio, el Camino fue despertando y mejorando mucho con el paso de las semanas, pero ahora con el índice de contagios tan elevado, y a pesar del Xacobeo 2021, muchos desistirán de venir este mes», manifiesta apesadumbrado Anselmo Reguera. Agosto, tradicionalmente, supone el mes de mayor afluencia de peregrinos, pero este año el optimismo de la vacunación ha dado paso al pesar por los contagios en pleno verano del Año Santo.

La presencia en la Ruta de caminantes internacionales ha bajado de forma muy significativa por la pandemia y, sobre todo, la Asociación de Amigos del Camino de Santiago echa de menos a los coreanos, «poco a poco empezamos a ver alguno». Franceses, italianos y alemanes suman el mayor número de peregrinos extranjeros que pasan por la provincia, este verano también con presencia mermada por el covid. El flujo internacional resulta fundamental para León: en un año convencional suman el 65% del total.

Otro problema que arrastra la pandemia y sus restricciones reduce el aforo de albergues, algunos incluso no han abierto este año al no poder cumplir con la normativa. «Nos comentan que en algunos tramos tienen dificultades para encontrar alojamiento, sobre todo en puntos de la provincia», explica Reguera. En el caso de la capital, todos sus albergues se encuentran abiertos, aunque con menos plazas por las limitaciones. Es llamativo el déficit de lugares para pernoctar —indica— en el Camino de San Salvador hacia Asturias. Los trabajadores empleados en el desmontaje de la vieja central térmica de La Robla llenan todos los alojamientos de la montaña central.

La falta de programación específica para conmemorar y realzar el Xacobeo 2021 por parte de las instituciones públicas desluce aún más un Año Santo marcado por la pandemia. «Echamos de menos que organicen algo».

El Xacobeo no puede con el temor al virus y los peregrinos caen un 50%
Comentarios